EL PODER DE SOPHIA

EL PODER DE SOPHIA

A la familia virtual del Tintero del Oro, quiero agradecer todo el aprendizaje, que desde el año 2020 tengo con todos ustedes. Quizás, no tan presente como quisiera, por las limitaciones de conectividad e interferencias, pero que lo poco que compartimos me llena enormemente: Gracias a todos, porque soy lo que han hecho de mí, mis maestros, y así los considero a cada uno de ustedes, dándome ánimos en mis intentos de ser escritora, y lo soy a mi manera.

         Esta última edición del año 2021 dedicada a la obra clásica de la Literatura Infantil Matilda de Roald Dahl, ha sido el mejor regalo que el Tintero me haya dado, pues amo escribir para los niños, para los jóvenes y más aún desde la mirada de los niños, por mi condición de maestra. Por ello, cada vez que escribo un relato, aprendo y vuelvo a ser niña, más aún en víspera de mi cumpleaños el 29 de junio, donde arribaré a 55 años.

         Esta XXVII Edición me permito hacer esta introducción, y que ya la había escrito y tenía en borrador, pero entre tantas ocupaciones, ya hoy le doy su espacio. Espero lo disfruten, porque ese el mejor de los premios para cualquiera que escribe, que sus relatos sean de agrado y nutran nuestro espíritu. En mi caso, satisfecha de lo que me hizo recrear Dahl.

         Les presento mi relato cuya protagonista es una niña llamada: Sophia. Requisito único para participar en esta edición.

EL PODER DE SOPHIA

  • EL ORÍGEN DEL PODER

            Mi poder viene desde mi gestación, recuerdo como fui creciendo dentro de mi madre. Aprendí a desarrollar habilidades ante cualquier amenaza, convertí todas las energías negativas o tóxicas del exterior en cosas positivas. Este poder lo aprendí de mi madre Matilda, quien fue mi maestra en la medida que fui creciendo en su vientre, me explicaba como incrementar este poder, el cual solo pertenecía y era auténtico en los que creían verdaderamente en su esencia. No se transmitía, ni mucho menos se heredaba, simplemente fluía con plena libertad, en la medida que conocías la función de todo aquel mundo físico.

  • MI MUNDO MÁGICO

            Pertenecía a un mundo multicolor, donde todo era mágico, aire puro, flores exóticas, y de belleza inigualable, ¡ese, era mi mundo! Hasta aquel fatídico día, cuando la Reina de la Oscuridad, por su codicia, nos encerró a todos sus súbditos en una burbuja de cristal, de la cual ninguno podría salir, y en la que viviríamos allí por el resto de nuestras vidas, porque si salíamos de aquella burbuja dejaríamos de existir. Aquel hechizo era mortal, y solo dio dos alternativas: “vivir para siempre en la burbuja de cristal” o “salir y desaparecer para siempre”. Aunque, algunos expresaron, que era peor vivir encerrados por el resto de la vida. Era nuestra elección vivir o morir.

  • TODO ES CUESTIÓN DE PERSPECTIVA

            Para darle vida a mi mundo, reuní a unos niños de mi misma edad, y les invité a explorar nuestro nuevo mundo, a conocerlo, a aprender a percibirlo a sentirlo, a disfrutar de sus paisajes, ya que a los adultos se les hacía más hostil. Ellos no estaban acostumbrados a ese modo de vida, al que habían sido obligados a vivir, su desesperación fue tal que algunos decidieron acabar con su existencia. La reina había dicho: “todo el que desee salir, solo debe pensarlo, y de esa manera saldrán de la burbuja, pero solo encontraran la muerte, y nunca más volverán a ver a su familia”. Esa frase lo decía todo, no debíamos pensar en escapar de la burbuja, teníamos que aprender a vivir en ella. Y así lo hicimos todos los niños.

  • PENSEMOS EN POSITIVO

            Mi madre Matilda, me lo decía muy a menudo: “piensa en positivo, y será feliz”, y hasta el último día de su existencia, me lo advirtió. Sé que está conmigo, porque pienso en ella, en todo lo que me enseñó. Por eso, cuando la Reina de la Oscuridad mencionó la escapatoria del hechizo, pensé en mi madre, entonces, en efecto todo depende de nuestros pensamientos e imaginación, y fue así como iniciamos la metamorfosis de aquel lugar, desde aquel día, les indiqué a mis coterráneos, cada uno con su fuerza desee algo de corazón, y aparecerá ante nuestros ojos, y si les advertí que jamás desearíamos salir de la burbuja, que si era nuestro destino, debíamos aceptarlo, que teníamos que aprender a vivir mejor, coexistir  todos en armonía.

            Fue así como tomó vida nuestro nuevo mundo. Empezaron a aparecer cascadas, lagos con hermosos cisnes y aves exóticas de plumajes multicolores. Aquello era realmente un mundo mágico. Todos los adultos pensaban que era la Reina de la Oscuridad que nos daban ese regalo, pero no era así, fuimos los niños de la burbuja, los que dibujamos nuestro propio mundo con la paleta de nuestra imaginación.

  • EL SECRETO DE LA MAGIA

            Si cada uno de nosotros, nos aceptáramos tal como somos, sin prejuicios o empeñarnos en ser incluidos en otro habita diferente al nuestro, nunca seremos felices, para ser feliz, solo tenemos que disfrutar plenamente lo que somos. El lugar donde nacemos, no necesariamente será donde vamos a vivir por siempre. Es un ciclo, lleno de incertidumbre, pero también de ilusiones y esperanza. Todo lo que he aprendido a mi corta edad, es gracias al mundo que me tocó vivir, los libros que leí me ayudaron a adquirir saberes que nunca hubiese aprendido, sino exploro, sino indago o investigo. Mientras, otros deseaban un helado o barra de chocolate, yo solo deseaba una obra clase de la literatura universal. Esa soy yo Sophia, que en griego significa sabiduría. MI madre me llamó así, porque decía que ser sabios, no evitaba tener muchos problemas en la vida, y que este era el verdadero secreto del arte de la magia: “Buscar el saber, donde quiere que se encuentre”

            Ahora bien, todos se preguntarán si Sophia, pero ¿qué pasó con el hechizo? ¿lograron salir de allí? Pues sí, les tengo una buena noticia. Con nuestros pensamientos positivos logramos que aquella burbuja se desvaneciera, todo nuestro nuevo mundo fue tomando poder expandiéndose por todo el reino, la luz fue abriendo la burbuja hasta destruir por completo, nunca nos percatamos que eso estaba ocurriendo, no fue algo visible, ni mucho menos perceptible, aquellas partículas se desintegraban en la medida que aprendíamos a vivir en su mundo. Allí comprendí que el hechizo se rompía, si solo éramos felices en lo que nos tocó vivir, disfrutar a pesar de la adversidad, pero también aceptar con resignación las realidades tristes.

            Con respecto, a la Reina de la Oscuridad, su codicia, egoísmo y maldad la postraron en una cama, quedando sin habla, y lo más triste sola. Nunca más supe de ella, nuestro mundo recuperó su esencia. Dibujemos un mundo de color en nuestras vidas, y seremos un planeta feliz.

MONOFOBIA

MONOFOBIA

         No pude apreciar sus matices brillantes, en aquella tenebrosa oscuridad. Veía sus ojos punzantes y amenazantes en mí, gracias a mi madre, con sus manos ¡quitó la telaraña! dijo:

         —¡hija, está muerta! — y, se río a carcajadas. Y ese arácnido también, se reía de mí.

         Casi, me caigo de la cama. No era, la primera pesadilla. Ya se estaban volviendo recurrentes, y se hicieron más, desde que quedé viuda, mis hijos dejaron el nido y mis padres habían muerto.

         Ese día, fui a visitar a mi psiquiatra, en todo el trayecto veía, esas criaturas de 8 patas, persiguiéndome por todos lados. Las veía en tatuajes de los transeúntes, en revistas de los kioskos y en las vitrinas. Aceleré el paso, para llegar lo más rápido al consultorio de mi psiquiatra. ¡Todos! me veían raros. Estaba en pánico.

         Pensé tendré una vida tranquila, pero resulta, que ni siquiera puedo ir al cine o leer, porque con solo ver sus 5 letras, entro en show. Debes curarme Alberto, te lo suplico ¡ayúdame!

         —Rachel ¡usted no tiene aracnofobia! Solo es miedo a la soledad— Refutó Alberto, que, por cierto, estaba guapísimo y viudo.

—¿cómo que miedo a la soledad? yo ni siquiera puedo pronunciar, ni decir el nombre de esa criatura de 8 patas—

—Rachel, te he venido tratando desde que murieron tus padres, luego te casaste … —

         Interrumpí, lo abracé fuertemente. Y aquel día fuimos felices, gracias a esa criatura de 8 patas, quien fue que tejió una nueva vida para mí.

       PD. Las fobias, solo existen en nuestra mente, las alimentamos con nuestros miedos. ¡no dejes, que te atrapen ¡eres dueño de tus pensamientos.

El JARDÍN DE LA MUERTE

El JARDÍN DE LA MUERTE

XXVI EDICIÓN: LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE de SHIRLEY JACKSON

RAQUEL PEÑA

SEUDÓNIMO PERLAS

  • Estación Primavera

            Un camino de flores adornaba la imponente mansión. Rachel desde que las contempló, se sintió atraída enigmáticamente por aquellas flores. Rachel amaba las flores, y por supuesto Anthony no podía dejar de complacerla en lo que ella le solicitaba. Ese mismo día se instalaron en la mansión, luego de hacer todo el papeleo de compra.

            Desque aquel día, las flores de aquel jardín iniciaron su metamorfosis de una forma extraña, ante la vista de Rachel, oía sus susurros, oía sus lamentos. Parecían almas atrapadas en aquellas flores exóticas, exuberantes, pero de una belleza terrorífica, porque no todo lo que brilla es oro.

            Aquellas flores la habían elegido para su plan macabro y para ello tendrían que ponerla a prueba y extraer de ella la esencia de mujer sin sentimientos, llena de ambiciones y codiciosa que habitaba en ella.

            Rachel bajaba las escaleras con pasadizos dorados y piso de madera pulido con un elegante vestido negro azabache con un escote sensual que apenas cubría sus pezones, le sujetaba un brazalete en forma de flor rojo escarlata y pétalos dorados, su hermosa cabellera bien peinada la hacían ver radiante. Anthony le esperaba para celebrar su primer día de casados y su nuevo hogar con una copa de champagne.

            Esa noche fue de entrega total, se embriagaron de amor eterno y único. Entre sábanas se consumió el matrimonio, mientras el aullido de un lobo anunció que se había iniciado la cuenta regresiva y dos almas pendían de un hilo en la Mansión Siempre Primavera, pues era el nombre que le habían otorgado, ya que su jardín permanecía inmutable ante las diferentes estaciones del año en aquel inframundo, donde solo podían entrar los elegidos.

            Desde esa noche, la vida de Rachel se convirtió en un tormento, arrastrando un delirio y conducta nunca jamás vista por Anthony. Pasaron 3 meses y Rachel había ganado unos kilos demás, sin perder su belleza, al igual que aquellas flores, que lucían radiantes. Anthony hipnotizado la complacía en todo, aparentemente eran felices. Vivían un mundo de lujos, negocios, en fin, de gran abundancia.

            Anthony era un joven guapísimo, con estudios en economía y comercio internacional. Se convirtió en el administrador de la herencia de Rachel, después que su padre murió. Rachel era huérfana desde los 3 años y sus padres dejaron una gran fortuna, la cual había administrado el padre de Anthony hasta el día de su muerte. Fue ese día cuando se conocieron y se enamoraron.

  • Estación de Verano

            Habían sido predestinados para vivir y morir juntos. Días de intenso calor se anunciaban entre aquellas 4 paredes. El verano hacía insoportable e irritable la vida de Rachel, y su embarazo, aún más,  sería madre de dos niños. Fue el resultado del ecosonograma. Gritaba por toda la mansión ¡hasta cuando! ¡hasta cuando! Incluso llegaba a maldecir. Anthony le decía:

—        ¡Rachel, por favor! Nuestros hijos te escuchan. No maldigas.

— ¡no soporto el calor, no te soporto! Gritaba más fuerte Rachel —

      Anthony le preparaba un té en la estufa y la contemplaba, hasta que se calmaba. Pensó que su conducta era por el embarazo, pero nunca imaginó que aquella actitud asumida por Rachel eran los efectos que les provocaban aquellas flores malditas por las almas perdidas, que habitaban en ellas más de un siglo.

      Faltaba poco para que Rachel llenara de alegría y algarabía la mansión, eso pensaba Anthony, se lo decía en la medida que acariciaba su barriga redonda como la luna llena y le arrullaba cantándole a sus hijos hermosas melodías y ya los llamaba por sus nombres que habían elegidos: Alba para la niña, y Peter para el niño. Eran momentos de ternura que solo Anthony les regalaba tanto a Rachel como a las criaturas que llevaba dentro, aunque ellos ya sabían el destino que les deparaba.

  • Estación de otoño

            Hojas ocres cubrían el jardín, hormigas zombies caminaban en filas hacia el jardín. Aquellas criaturas vivientes eran indescriptibles, sino fuese por el hermoso color que solo se mantenía en ese lugar lleno de magia y misterio, hubiesen pasado desapercibida ante sus ojos. Una de las hormigas llevaba a cuesta unas letras que decían su nombre: Rachel. Debo estar delirando, si esto es el embarazo — dijo Rachel cuando Anthony la interrumpió

— ¿Qué sucede?

— Nada, estoy alucinando, viendo mi nombre en todos lados. — Se río Rachel.

            Anthony la venía observando inquieta, mirando mucho hacia el jardín, pero como amaba las flores, pensó es solo que le gusta contemplarlas. Pero, no entendía porque ese jardín, se podía mantener inalterable todo el año. Musitó en voz alta: ¡la naturaleza es un misterio!

En eso Rachel grita de dolor, ya había cumplido 9 meses. Empezaba a caer la nieve, ya era de noche. Un lobo aulló al unísono con los gritos de dolor de Rachel.

  • Estación de Invierno

             Una mujer de avanzada edad tocó a la puerta pidiendo refugio y Anthony preguntó:

—        ¿Quiere usted trabajar con nosotros?

—Será un honor, no tengo donde vivir—       respondió aquella mujer misteriosa logró entrar a la mansión.

Un lobo aulló con gran fuerza y un silbido del viento asustaron a los niños, quienes, al ver a la mujer, no emitieron más llanto.

Anthony murió de un infarto fulminante, después de tomar un té que le dio aquella mujer. Alba y Peter los llevaron con unos parientes. Cuentan que a Rachel la encontraron en el jardín con picaduras de un insecto extraño.

Pintor de la Cueva Altamira

Pintor de la Cueva Altamira

Autora Raquel Peña

        Aquellos días cuando los bueyes, los bisontes y los ciervos abundaban en Altamira, acostumbraba a contemplarlos ¡que hermosos eran, su vigorosidad, su fuerza imponente, todas esas formas venían a mi mente! No obstante, sentía que tenía que plasmarlo en algún lado. Fue así, como tomé algunos implementos o mis herramientas para construir la gran obra que revoloteaba en mi cabeza.

        Gracias a la Gran Pachamama, era ella quien nos regalaba lo necesario ¡todo era creado por ella, la gran máquina del universo!, y fue entonces, como empecé a grabar en aquellas paredes frías y agrietadas, quizás por causa de diferentes movimientos telúricos o quizás también, por la furia de nuestro padre creador, pero con una naturaleza inquebrantable, pues demostraba su fuerza a pesar del tiempo. Una pregunta inquietante, que también me hice muchas veces fue: ¿cómo llegamos aquí?

        Aquellas criaturas, yo les contemplaba, deseaba ser como ellos, tenían su propia manera de comunicarse. Aprendimos a sobrevivir, todo fue serendipia, todo lo descubrimos por nosotros mismos, sin embargo, tendríamos que empezar a advertir a nuestras generaciones futuras el cómo nosotros vivimos.

         ¡Mi musa me habló! develé en aquellas paredes todo lo que en mi mente se proyectaba…solo me pregunto: ¿existirá un código universal que lo podamos entender todos, tal cual sucede en la naturaleza entre la misma especie?

        Fue así como todo sucedió en aquella cueva, mi refugio donde terminé mis últimos días. Aquella Cierva me contempló morir, estoy atrapado y sepultado en aquellas frías y agrietadas paredes de Altamira.

Punto Jonbar el relato de un hombre de la prehistoria en la Cueva de Altamira: ¿qué hubiese pasado, si aquella niña no encuentra la Cueva de Altamira? ¿Qué mensaje nos transmite el artista de Altamira?

¡POR CULPA DEL SECADOR DE PELOS!

¡POR CULPA DEL SECADOR DE PELOS!

RAQUEL PEÑA

            ¿Quién iba a imaginarse que con el tiempo aquella hermosa adolescente de ojos esmeraldas, a la que en un principio amé con locura, se fuese a convertir en esta mujer plástica? ¡sí, una mujer plástica! … para eso me caso con una muñeca…jajaja. Les contaré como empezó todo…aquel día en la playa.

            ¡Bella, Bella! gritaban aquellos chicos a aquella joven risueña, de ojos esmeraldas, ese par de piedras preciosas en su rostro, fue precisamente lo que me cautivó a mí y a todos esos tontos que corrían tras ella.

            Eso pensé yo hace 15 años, cuando apenas era un delgado adolescente con acné. Se puso detrás de mí, para resguardarse de aquellos mocosos que le correteaban y yo para hacerme el héroe les dije: ¿por qué persiguen a mi novia? No tenía idea de que eso se convertirían en palabras mágicas. Aún no entiendo, ni porque lo dije, pero eso bastó para que desde ese día iniciara una relación amorosa con Bella, que al principio todo marcharía bien, pero …todo cambió al casarnos. Siempre me pregunto ¿por qué el matrimonio acaba con el amor? ¡sí debería ser lo contrario!

            Bella era de buena posición económica y yo un chico con muchos sueños, desde muy pequeño lo único que hice fue trabajar como un burro, eso por cierto me lo recalcaba ella ¡eres un burro! Tanto decírmelo, ya casi me lo creía, porque tanto te repiten algo que te lo crees, eso me dijo mi psicóloga, porque llegué a pensar que el problema era yo.

            Algo si les dijo que como dicen aquí en mi tierra: ¡no hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista!  y tanto da el cántaro al agua, hasta que se rompe.    ¡ya basta! dije un día y fue cuando se me ocurrió todo este plan de separarme de Bella, tengo que hacer algo me dije en ¡voz alta! para escucharme a mí mismo.

            Aproveché aquella tarde que venía su manicurista, para salir de casa y meditar un poco de aquella situación, pues no tenía un empleo fijo. Yo hacía de todo un poco, y era un hombre de mandados y reparaba electrodomésticos, trabajaba de plomería y albañilería, esos era los oficios a los que me dedicaba.

            Bella, se quejaba de que no tenía estudios, aunque yo la complacía en todos sus caprichos, mientras la economía funcionaba bien, todo marchaba bien. ¡Hasta que me ha tocado quedarme en casa! Y como dicen por aquí, me tengo que conformar en matar tigritos de vez en cuando. De verdad, les cuento que, sino hubiese sido por este virus, nunca me hubiese dado cuenta de quien era Bella.

            Bella, era rica de cuna, siempre tuvo sus propios ingresos, pero ella no gastaba nada de su herencia, decía: ¡eso será para nuestros hijos! … ¿hijos? Que nunca hemos tenido.      ¡Gracias a Dios!… porque no tengo nada que me ate a ella… Uff ¡que suspiro! ¡Dios sabe lo que hace! Pensaba yo cada vez que lo decía.

            Aquella tarde, regresé a mi fatal realidad y todavía no tenía un plan para acabar de una vez por toda con Bella. Aunque a mi mente venía cosas terribles, no me sentía capaz de hacerle daño. Soy un cobarde, que, a pesar de todo, la amo a mi manera… ¡sí un amor tóxico!

  • —¡Wilt, Wilt! sal de tu letargo…pareces un burro soñador — Grito Bella a mi oído.
  • —¿Qué sucede Bella? — le respondí.
  • —Necesito que me arregles el secador de pelos, no está dejando mis bucles como a ti te gustan— me dijo con esa voz dulce, esa voz cuando me quiere convencer de algo. Les confieso que Bella siempre lo lograba. ¡Realmente, era hermosa!

            Me dispuse a arreglar el secador de pelos, mientras ella me miraba con sus ojos esmeraldas, esos ojitos que me hacían olvidar sus malos tratos, sus insultos y sus gritos o reclamos…me emboba con ellos como cuando era adolescente.

            Allí estaba yo arreglando su secador, ajustándole cables, dejándolo perfecto para que dejara sus bucles dorados como el sol que me iluminó aquel día que le pedí fuera mi novia.

            Aquella noche…nos entregamos como cuando éramos adolescentes y allí otra vez yo intentándolo de nuevo… Pasaron unos meses y Bella había ganado unos kilos demás, se volvía irritable, tenía antojos, pero no dejaba de peinarse o hacerse la manicure.

            Pasaron unos días, y me encontraba en la casa de la manicurista de Bella, la señorita Helen, quien me pidió le arreglara unos de sus aparatos. Volví a casa y Bella no estaba allí, en eso sonó el celular y me comunicaron que Bella estaba en el hospital, porque había sufrido una caída, cuando un secador de pelos le explotó al enchufarlo y del susto resbaló en el baño.

             Me sentí culpable, les confieso. Al llegar a la Emergencia pregunté por la habitación de Bella, allí estaba…

  • —¡Wilt, Wilt! ¡qué bueno que llegaste! — Mientras sus ojos esmeraldas me ahogaban en su mirada.

En eso entró el Médico Especialista y me dice:

  • —Señor Wilt… ¡Felicitaciones, será padre de unos mellizos!
  • —¿queeeeeeeeeeeeé…? dije en voz alta
  • —Si, hicimos unas placas y unos estudios a su esposa y los resultados dieron positivo. — Corroboró el Obstetra
  • —¡Wilt, al fin seremos padres! gritaba de alegría Bella.

            Yo aturdido, solo pensaba en zafarme de mi esposa y ahora… ¿qué hago?

            Bueno…esta historia, si que tuvo un gran giro… ¡todo por culpa del secador de pelos! Jajajajaja

BASES DE PARTICIPACIÓN: 

Tema: Un conflicto de pareja narrado en tono humorístico. 
Extensión: Máximo 900 palabras
Plazo: Del 1 al 15 de febrero de 2021.
Participación: Deberéis publicarlo en vuestro blog y añadir el enlace en los comentarios de esta entrada.
Votación: Los autores participantes deberán votar siete relatos otorgando siete puntos al que más os guste; seis, al segundo; y así sucesivamente. Se enviarán por correo electrónico a eltinterodeoro@hotmail.com del 16 al 25 de febrero. No enviar los votos supondrá la descalificación del relato.
Premios: El 28 de febrero de 2021 se celebrará la Gala de Premios anunciando los ganadores. Los tres primeros relatos recibirán un diploma digital acreditativo del mismo. El relato ganador será dramatizado por Ramón Márquez en nuestro canal de YouTube EL TINTERO DE ORO RADIOFICCIÓN y los diez primeros relatos se incluirán en la antología anual, edición en papel, de El Tintero de Oro del año 2021.
    Todos los relatos participantes se incluirán en la revista digital EL TINTERO DE ORO MAGAZINE.
También podéis participar de este homenaje a Tom Sharpe con una reseña de Wilt o cualquier otro artículo relacionado con el autor. Dichos textos serán incluidos en la revista digital. Bastará con que lo publiquéis en vuestro blog entre el 1 al 15 de febrero y dejéis el enlace en los comentarios de esta entrada.

¡ÚLTIMO DESEO!

¡ÚLTIMO DESEO!

Raquel Peña

Barcelona, Venezuela

            Aquel aroma a cacao era irresistible al paladar ¡ese rico olor! se expandía por toda la hacienda del abuelo Ángel. La brisa abrazaba el aroma y aquella melodía campestre hacía que danzáramos por toda la cocina, el olor a pasto recién cortado se mezclaba con el del chocolate ¡sensación que disfrutaba mucho!

            La hora de tomar el chocolate caliente se convirtió en un momento mágico. El viento soplaba a prisa, las aves al unísono cantaban alegremente, el bramar de las vacas y el relinchar de los caballos anunciaban a todos que debían dejar la faena para reunirse en familia.

            En ocasiones, la abuela Dolores reprendía con su tono de enojo ¡a bañarse, aquí no voy a permitir sus olores a corral! Luego se reía a carcajadas. Como toda abuela, una alcahueta de sus 11 nietos y conmigo la docena como decía ella.  ¿Quién se iba a imaginar que se iría tan pronto?  Aquel día, fue el más doloroso de mi vida, me tocó preparar el chocolate caliente en su funeral. A lo lejos ululaba una lechuza y yo danzaba en la cocina, para cumplir su último deseo. Un trago amargo pasó por mi garganta, evitando no llorar.

            Aquella vez todas las tazas de chocolate se quedaron prácticamente llenas sobre la mesa, ese amargo no solo lo percibí yo, sino todos sus nietos. Por un momento pensé, que era por el dolor. ¡Ese día comprendí que el secreto de su chocolate estaba en el amor con que lo hacía para nosotros!

Desde mi escondite

Desde mi escondite

MICRORRETOS: CONTINUARÁ…

Aquella mañana, sentí sus pasos. Estaba fuera de mi hogar, por lo menos así lo creía, me sentía protegida hasta ese fatal día. Sabía que después de aquel encuentro mi vida corría peligro, aunque, percibí que también ella me tenía miedo, pero, yo a ella más.

Aquella criatura, contaba con armas más poderosas y un ejército a su favor. Sin embargo, soy muy ágil y ya llevo dos días logrando escapar de su artero y ferviente ganas de exterminarme.

Les confieso que tengo mucho miedo, me he ocultado por mucho tiempo, pero temo porque que al ser descubierto mi escondite y se que sospechan que estoy oculta en este frío lugar. Ellos no lo saben, estoy más cerca de lo que creen.

Es muy difícil vivir bajo la presión de ser descubierto, en ocasiones me siento muy aturdida, reclamo al Dios de las criaturas, porque nos hizo con tan feo aspecto y me pregunto ¿por qué todos nos temen?

 Ante ese enigma de la naturaleza yo misma me respondo y sé que ese aspecto es el que causa mucho terror a esas criaturas de 2 patas. Me pongo en su lugar y no puedo imaginarme que yo con seis más, sea eso lo que les provoque esos gritos espeluznantes que me erizan mis fibras.  He actuado por instinto, solo he aprendido a sobrevivir, una lucha constante por existir. Formo parte de la ecosociedad, pero, esos gases. Esperen, otra vez sus 2 patas. Vienen hacia mí… esta vez, no es ella…Continuará

XXIII EDICIÓN: 1280 ALMAS de JIM THOMPSON

XXIII EDICIÓN: 1280 ALMAS de JIM THOMPSON

EL PACTO Y LAS 12 ALMAS

¡Si, Señores! Yo era para todos un hombre honesto y puro de corazón, eso era lo que ellos creían de mí. Todos en aquel pueblo de América me adoraban, confiaban plenamente en mí, como quien dicen por allí, me fui ganando la confianza de todos, e incluso ¡hasta de los que habían obtenido el poder! Yo quería tener una mejor vida y ¿quién no?

¡Si, Señores! Sin muchos estudios empecé a escalar puestos importantes.

 ¡Si, Señores! eso lo logré con mi astucia, aunque todos decían que era un hombre bruto y que solo era un hombre con suerte, porque me uní al bando correcto, y bueno me casé con Mery, ella me volvía loco, era ella la única que conocía mi verdadera esencia, pero a ella también le gustaba escalar posiciones, así que hicimos un Pacto. Solo ella y yo.

¡Si, Señores! Mery era una mujer hermosa, y bueno quien no se vuelve loco, por una mujer bonita, aunque lo me atrajo de ella fue su inteligencia, ella era la que verdaderamente maquinaba todo.

¡Si, Señores! Una mujer malvada, pero irresistible…jajajaja ¿Quién no se vuelve loco, con una mujer así?

Bueno, ¡Señores!, yo no era malo, realmente, era un hombre bueno, pero Mery me llevó a cometer locuras, me convirtió en un asesino silencioso, nunca nadie sospecharía de mí, yo no dejaba rostros, ni huellas. Mery me decía:

       — ¡tranquilo, cariño, nadie jamás nos descubrirá! Es un pacto y los dos seremos ricos—

Esa mujer, no se salía de mi cabeza y cuando menos lo pensaba, ya tenía un alma más para su cuenta. Vociferaba en mi loca mente:   —¡Recuerda, es lo que convenimos, son 12 almas que debes darme, pero, lo más poderosos del pueblo, solo así podrás quedarte en su lugar! —

Bueno, ¡Señores!, fue así como Mery me llevó cada mes a cometer un asesinato y cada uno fue agregándose a su lista. Recuerdo que el primero fue muy curioso, se murió ahogado con una semilla de una fruta, yo veía que los ojos se le ponían como un par de huevos fritos, y no entendía, hasta que lo ví caer en el suelo. Pedí ayuda, pero, ya era demasiado tarde. ¡Señores!, se asfixió el pobre hombre, bueno ni tan pobre…jajajaja.

Bueno, ¡Señores!, el segundo fue más curioso aún, me pidió agua le llevo un vaso, él se la tomó y resulta que el agua estaba envenenada. Eso dijeron los médicos que lo atendieron, y que se había suicidado… ¿por qué lo haría? Era su segunda alma para Mery. Todavía no sé, como llegó ese veneno al agua.

Bueno, ¡Señores!, yo no soy un asesino, todo fue casualidad, y por supuesto culpa de Mery, pero, no podía decir nada, no podía acusarla. Habíamos hecho un pacto. Yo era su asesino silencioso.

Bueno, ¡Señores!, el tercer mes nos fuimos de pesca el ministro y yo. Y no sé, de dónde salió aquella culebra inframundo, no parecía terrenal…jajaja que lo picó. Cuando llegamos al hospital, no había antídoto y el pobre murió, bueno ni tan pobre…jajaja. La tercera alma de Mery.

Bueno, ¡Señores!, ya se me estaba acelerando el corazón, porque no quería salir con nadie poderoso. Ustedes saben, no soy un hombre malo, pero ya me decían: — sape contigo, no salgo más, el que se junta contigo termina muerto y se reían — se burlaban de mí, eso me daba mucha rabia, quería decirles que no era mi culpa, que era de Mery, pero, guardé silencio.

Mery, me volvía loco, me gritaba: — se está acabando el mes y no me traes, mi otra alma, te tocarán dos el mes que viene — me dijo muy molesta.

Bueno, ¡Señores!, yo le dije a Mery — ¡no, puedo! Nadie quiere salir conmigo, ahora dicen que llevo la muerte a cuestas…jajaja. ¡que tonterías de esa gente.

ellos mueren porque son unos tontos— eso me dijo Mery.

Bueno, ¡Señores!, pasaron 8 meses y me seguía reprochando, y todos se seguían burlando de mí. Mery me refutó: te queda un mes y te faltan 9 almas, así que cumple el pacto— Un fuego se veía en sus ojos, me dio mucho miedo al verle, tan furiosa.

¡Señores!, había una cena de navidad, nos invitaron a todos, éramos 10, incluyéndome. Yo ese día, no me sentía bien del estómago, así que fui a la cena y solo brindé. Ocurrió algo curioso, todos murieron de un infarto, eso dijo el mesonero. Yo me había ido al baño, el vino me cayó mal. Cuando regresé Mery estaba allí. Ellos no la veían, pero era diferente, ya no la veía tan bella como antes. Me sonrío y se los llevó a todos.

Bueno, ¡Señores!, así llegué a ser el presidente de aquel pueblo, todos me temen y dicen que tengo un Pacto con la muerte…jajaja. ¡que locos! Mery es mi esposa. Lo curioso, es que nadie más ha muerto. Mery me abandonó con sus almas y amenazó a todos de que nadie se metiera conmigo, porque se los llevaría con ella.

Bueno, ¡Señores!, desde aquel día, ahora soy poderoso. Pensé, pensé, y fue cuando llegué a la conclusión como bien lo dice Jim Thompson en su libro: «estaba todo tan claro para mí, Cristo sabía que estaba claro: ama a tu prójimo y no jodas a nadie a menos que se desmadre; y perdonémonos nuestros pecados…. Por el amor de Dios, por el amor de Dios…»

RELATO PARTICIPANTE EN LA XXII EDICIÓN: ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS DE LEWIS CARROLL.

RELATO PARTICIPANTE EN LA XXII EDICIÓN: ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS DE LEWIS CARROLL.

MI MUNDO ARCOIRIS

Sentía un gran vacío en mi estómago le había pedido a mi madre que bajara con cuidado, porque cada vez que nos tocaba esa parte de la autopista, era alucinante. Pero, ese día, ocurrió algo místico, mágico, misterioso, no sé que nombre ponerle, realmente fantasioso. Contemplé como una hermosa águila blanca se cruzó en nuestro camino y mi madre perdió el control del auto. Yo seguía extasiada y no dejaba de mirar ¡aquella hermosa ave! Su plumaje blanco se confundía entre las nubes. Cerré los ojos y me dejé llevar a su mundo fantástico.

Cuando abrí los ojos, estaba en aquel diminuto mundo, no sé que pasó con mi madre, pero, yo estaba allí sumergida en esa otra dimensión, ya no escuchaba nada de aquel mundo exterior. Fue en ese instante, cuando escuché una voz desde un frondoso árbol arcoíris. Era ella de nuevo, la misma águila blanca perlada. Pensé, cuán codiciada sería por los cazadores de aves exóticas, sus plumas estaban incrustadas como cual diamantes.

pregunté: ¿quién eres?

soy Perlas, el ave guía del Mundo Arcoíris.

¿el mundo arcoíris?

sí, acá cada ser viviente es único y representan los colores de la vida. Somos responsables de dar sentido a ese mundo humano.

y ¿por qué me trajiste aquí Perlas?

Yo no lo hice, tú llegaste sola.

Pero, te vi cuando apareciste en el cielo, ante los ojos de mi madre y yo…

Rachel, eres parte de este mundo acudes aquí cada vez que quieres, eres nuestra mensajera.

¡su mensajera!

Eres mensajera de luz y sabiduría.Me explicó Perlas.

Emprendí mi aventura en aquel mundo, las montañas hacían reverencia al verme pasar, algunas de un marrón intenso como el cacao y otras de un verde esmeralda o verde musgo. Un grupo de luciérnagas iluminaban el camino, me llevaban a algún lugar. Yo les seguía o no si ellas a mí, porque sentía que había estado allí antes. Todo era muy confuso para mí.

Llegamos a un Portal de Orquídeas, que lo protegía una hermosa caída de agua en forma de ángel y un letrero me daba la bienvenida a la Montaña Jardín, todos me recibían como su creadora, incluso la Reina Orquídea, se inclinó ante mí.

Aquella montaña era increíble, era multicolor y fascinante. Una fila de Ciempiés conformaba el ejército de soldados, junto a las Mariquitas y las cigarras quienes eran las que anunciaban o formaban la banda de guerra.

Allí sucedía algo extraño y muy curioso, porque su lenguaje no era igual al mío, sin embargo, yo les entendía perfectamente su código, cada signo lingüístico. Todos estaban felices y decían lo mismo al unísono «Rachel nos salvará». Me sentía como una heroína, pero al mismo tiempo muy preocupada por todos ellos.

Yo estaba segura que ellos se habían equivocados, que buscaban otra Rachel, pero ¿cómo sabían mi nombre? ¿por qué me era familiar aquel lugar? ¿por qué los entendía? eran demasiados enigmas en mi mente, que no encontraba como responder. Solo me tocaba esperar, que todo esto fuese solo un sueño.

De pronto, una abeja ensordeció para llamar la atención de todos los presentes, susurró la Reina Orquídea primero, quien pidió tranquilidad y sabiduría a todos.

Luego Miel la Reina Abeja se dirigió a cada uno de los que estaban allí incluyéndome: El mundo humano está amenazado hoy por una de nuestras hermanas, incluso ataca sin piedad a nuestra especie que cumplen una misión, pero Rachel llevará nuestro mensaje. Ella es la única que entiende nuestra lengua.Concluyó la Reina Miel su discurso.

Yo estaba confundida, me decía a mí misma, esto de estar leyendo «Alicia en el País de las Maravillas» y escribir cuentos fantasiosos me están aturdiendo, o perturbando mi psique. Tengo que buscar ayuda inmediatamente, visitaré un psiquiatra después de esto. Ahora, no sé cuando es realidad o fantasía mi vida. Pensaba, mientras la Reina Miel hablaba. Cuando elevó su voz y me dijo:

Rachel ¡por favor! Entiende de una vez, no escapes. Estás en el mundo Arcoíris, no puedes abandonarnos. Debes decir al mundo humano que aprendan a escuchar a nuestra Pachamama, nuestra gran Madre Tierra. Que no sigan atentando contra nosotros. La ira de los elementos que la constituyen se volcará contra ellos. Ya el Rey Fuego lo ha hecho, su pasión arrasó con vidas inocentes, volcanes que habían sido dormidos por la Diosa Gaia para siempre,podrían despertar, si es que ya no lo hicieron. Animales salvajes podrían evolucionar o en el peor de los casos sufrir mutaciones innaturales que no podríamos controlar.

Y si el mundo Arcoíris desaparece, el mundo se hará gris y sin vida, todo será sombras y vivirán los que queden vivos bajo el poder del Mundo Oscuro. Si los humanos no acaban de comprender que la naturaleza es lo único que los mantendrá vivos y salvos, no solo el mundo humano desaparecerá, sino también el mundo arcoíris. La furia de los 4 elementos será implacable e irreversible. Le costará años a la Madre Pachamama regenerarse. ¡Lleva nuestro mensaje Rachel! Me imploró triste, preocupada y congran desesperación la Reina Miel.

Pero, a lo lejos, una música instrumental que me era familiar me alejaba del lugar, una voz gritaba mi nombre desesperadamente. Fui en su búsqueda. Estaba allí de nuevo, en mi cama con el libro de «Alicia en el País de las Maravillas» del autor Lewis Carroll y el móvil anunciando un nuevo día.

Relatos Participantes https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2020/05/gala-de-premios-xxi-edicion-el.html

Quiero dejar en esta última edición de la Tercera Temporada, mi eterno agradecimiento a la Familia del Tintero de Oro por brindarme la oportunidad de participar en esta gran aventura. En especial a ti David Rubio Sánchez, por tomarte el arte de escribir como tu profesión. Y a cada uno de los grandes maestros participantes, por apoyarme en cada uno de mis escritos. Han sido días difíciles, pero hemos tomado juntos la mejor de nuestras armas:La Pluma. Espero que mi creación sea de su agrado.Gracias y saludos cordiales desde Puerto La Cruz Venezuela. Éxitos a todos y abrazos virtuales.

POSEIDA

POSEIDA

Esa mañana Evelyn se levantó, cepilló su larga cabellera color azabache. Mirándose al espejo, contemplaba su cutis lozano, a pesar del tiempo que había transcurrido desde aquel día que visitó el pueblito donde había crecido y vivido desde niña con su abuela materna Ángela. Allí también conoció su primer amor y fue tan feliz, hasta ese fatídico día, cuando su vida cambió por completo.

10 años antes

         ¡Evelyn, Evelyn! gritaba afanosamente la abuela desde el fogón de la cocina.

          — ¡Párate muchacha, que es hora de ir al pueblo!

 — ¡Abuela, déjame dormir estoy de vacaciones!

 — Muchacha, no seas tan floja. Igualita a tu madre que en paz descanse. —. Recordó con un poco de tristeza la Abuela Ángela

Evelyn tomó un sorbo del rico café que su abuela preparaba en leña recién cortada de guatacaro. Cepilló su hermosa cabellera y se puso su camisón de salir al pueblo. Era un trecho largo que le tocaba recorrer, en aquellos lugares existían lo que llaman cuentos de camino, pero Evelyn, era muy vivaracha, y salir de aquella pequeña granja a buscar los enseres para su abuela le hacían escapar de sus órdenes y quehaceres de la misma, alimentar gallinas, ordeñar a Nieves, la única vaca que tenían y que había dejado de herencia su abuelo Pedro.

 Estaba concentrada en lo que tenía que llevar, si olvidaba algo, la abuela tremendo castigo le daba. Madrugar, no eso no. Me gusta dormir, pensó en voz alta Evelyn. Entre los matorrales, escuchó un ruido. Apuró el paso, sentía que le perseguían, pero no quería voltear. Un nudo en la garganta sintió que le asfixiaba, por un instante quería correr, sus piernas temblaban como gelatina, cuando alguien tocó su cabello, y le dijo:

¡que suave cabello parece seda! no tengas miedo, no te haré daño. Musitó el joven de ojos azules como el cielo, que desde ese instante flechó su corazón, fue un amor a primera vista.

¿quién eres? expresó Evelyn con voz temblorosa aún.

¡soy Jacinto! para servirte ¿tu cómo te llamas?

Evelyn — No puedo detenerme mucho tiempo, debo llegar al pueblo y comprar unos enseres para mi abuela.

Fue un gusto Evelyn, espero volver a verte.

Igual, debo irme. Hasta pronto dijo confundida Evelyn sintió algo extraño, aquel joven enigmático, parecía inofensivo, sin embargo, algo le decía que no confiara en él. Ese día pudo escapar, sin problema alguno de aquellos ojos que la invitaban a entrar en sus aguas profundas

   Pasaron 5 años, la abuela murió y Evelyn decidió vender la granja y mudarse al pueblo. Allá en aquel pueblito conoció un joven apuesto, no tenía los ojos azules como Jacinto, pero la trataba bien, le apoyó en los momentos más difíciles para ella.

Enmanuel su gran amor y era un hombre trabajador, le cepillaba su cabello cada mañana. Aquel día tocaron a la puerta de una casita pueblerina, pero acogedora, para su sorpresa era Jacinto, aquel jóven que hace 10 años había visto entre los matorrales y nunca más volvió a ver, hasta ese día. Le vino anunciar que Enmanuel había muerto ahogado en el río y ante aquella noticia Evelyn cayó desmayada, perdiendo la razón.

         5 años después, Evelyn estaba recuperada. Jacinto le visitaba con frecuencia y ella por respeto y amor a Enmanuel nunca le aceptó sus regalos. Le gritaba en la puerta, le decía que se marchara. Y Jacinto seguía allí.

Las personas en el pueblo murmuraban de su locura, todos decían pobrecita Evelyn habla sola, con quién hablará cada mañana, a ¿quién llama Jacinto?  Ya han ido a su casa todos los curanderos del pueblo, y dicen que está poseída por el ángel de las sombras, un joven apuesto que se venga de las muchachas bonitas que prometen verlo y se olvidan de él ¡pobre Evelyn, terminará como su mamá Elizabeth, ahogándose en el río! se escuchó decir a una mujer anciana que contemplaba su hermosa cabellera.

Un viajero de las letras en la Galaxia.XX Edición: CRÓNICAS MARCIANAS de Ray Bradbury

Un viajero de las letras en la Galaxia.XX Edición: CRÓNICAS MARCIANAS de Ray Bradbury

https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2020/03/gala-de-premios-xix-edicion-lo-que-el.html

Su aterrizaje a la tierra

Llega a la tierra en una nave espacial un 22 de agosto de 1920, aterrizando en Waukegan. Escoge como familia terrestre, a Leonard Spaulding Bradbury y Esther Moberg. Sus padres lo llaman Raymond Douglas. La pareja establece como lugar de residencia Los Ángeles California, allí transcurrirá su vida hasta sus últimos días en la Tierra.

Su Formación Académica

Ray estudió en el High School y se gradúa en 1938. Por razones económicas, para ganarse la vida vendía periódicos después que sale del colegio, 4 años se dedicó a esta actividad, por ello no se gradúa en la Universidad, no obstante, por su gran legado en la literatura le es concedido el título de Doctor Honoris Causa en el año 2005 por la Universidad Nacional de Irlanda en Galway. Fue un autodidacta y pasó mayor parte de su tiempo en bibliotecas públicas leyendo libros, y fue esto lo que lo impulsó a escribir.

Sus percepciones y sentimientos sobre la humanidad

Se considera así mismo, un «narrador de cuentos con propósitos morales». Algo interesante en su recorrido en la tierra, me llama poderosamente la atención cuando dice: «el destino de la humanidad es recorrer espacios infinitos y padecer sufrimientos agobiadores, para cumplir vencidos, contemplando el fin de la eternidad» me pregunto acaso ¿Ray fue realmente un viajero de las letras de la Galaxia? una interrogante que creo no si la única que se la haga, pues mucho lo consideran un «escritor predictor futurista»

El mismo declara, que en sus obras «no he tratado hacer predicciones del futuro, solo avisos» ¿a qué avisos se refiere? Incluso cuestiona que «en su país cuando se hablaba de censura, salía a relucir su obra Fahrenheit 451… donde el gobierno advertía que había que tener cuidado con los intelectuales y los psicólogos porque decían que tenían que leer y que no» que, por cierto, para el autor es la única obra que el considera de Ciencia Ficción desde su perspectiva, por cuanto él se describe como un escritor de fantasía.

Sus Obras

  • Novelas
  • Fahrenheit 451 (1953)
  • El vino del estío (1957)
  • Something Wicked this Way Comes (1962)
  • Autumn People (1965)
  • The Halloween Tree (1972)
  • Death Is a Lonely Business (1985)
  • A Graveyard for Lunatics: Another Tale of Two Cities (1990)
  • Green Shadows, White Whale (1992)
  • Ahmed and the Oblivion Machines: A Fable (1998)
  • From the Dust Returned: A Family Remembrance (1999)
  • Vendrán lluvias suaves (1999)
  • Let’s All Kill Constance (2002)
  • Farewell Summer (2006)
  • Antologías:
  • Dark Carnival (1947)
  • Crónicas marcianas (1950)
  • El hombre ilustrado (1951)
  • Las doradas manzanas del Sol (1953)
  • El país de octubre (1955)
  • Remedio para melancólicos (1960)
  • El Convector Toynbee (1988)
  • One More for the Road (2002)
  • Cuentos:
  • El picnic de un millón de años (1946)
  • El verano del cohete (1947)
  • La hora cero (Zero Hour) (1947)
  • Noche de verano (1948)
  • Aunque siga brillando la luna (1948)
  • Los hombres de la Tierra (1948)
  • La tercera expedición (1948)
  • Los pueblos silenciosos (1949)
  • Eran oscuros y de ojos dorados (1949)
  • El marciano (1949)
  • Caleidoscopio (1949)
  • Ylla (1950)
  • Encuentro nocturno (1950)
  • El contribuyente (1950)
  • La autopista (1950)
  • Un camino a través del aire (1950)
  • La pradera (1950)
  • La mañana verde (1950)
  • La larga lluvia (1950)
  • El otro pie (1951)
  • El peatón (1951)
  • Bordado (1951)
  • El hombre del cohete (1951)
  • La sirena (1952)
  • El ruido de un trueno (1952)
  • La bruja de abril (1952)
  • Las doradas manzanas del Sol (1953)
  • El asesino (1953)
  • El basurero (1953)
  • Hola y adiós (1953)
  • Al abismo de Chicago (1963)
  • PREMIOS
  • Obtenidos:
  • 1954: Premio Benjamin Franklin a mejor relato del año por Sol y sombra (recogido en Las doradas manzanas del Sol)
  • 1968: Premio ASWA al mejor artículo referido al espacio en una revista americana en 1967 por An Impatient Gulliver Above Our Roots
  • 1970: Salón de la Fama de la ciencia ficción (Antología) por el relato La tercera expedición (Mars is Heaven!) del libro Crónicas Marcianas
  • 1971: Premio Seiun de cuento por The Poems
  • 1972: Premio Seiun de cuento por The Blue Bottle
  • 1973: Premio Seiun de cuento por The Black Ferris
  • 1974: Premio Valentine Davies de la Writers Guild of America por su trabajo como guionista en cine
  • 1977: Premio Mundial de Fantasía por una vida de logros
  • 1977: Encuesta Locus: Décimo cuarto en el ranking de mejores autores de todos los tiempos
  • 1979: Premio Balrog en en la categoría de Poesía
  • 1980: Premio Gandalf de Fantasía
  • 1983: Premio Saturn al mejor guión por El carnaval de las tinieblas
  • 1984: Prometheus Hall of Fame de la Sociedad Libertaria Futurista por Fahrenheit 451
  • 1984: Premio Jules Verne
  • 1988: Nombrado Gran Maestro por la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción de América (SFWA)
  • 1989: Premio Bram Stoker en reconocimiento por toda una vida de trabajo
  • 1993: CableACE a la mejor serie dramática por The Ray Bradbury Theater
  • 1994: Emmy por el guión televisivo de El árbol de las brujas
  • 1998: Encuesta Locus, 23ª mejor novela anteriores a 1990 por Crónicas marcianas
  • 1998: Encuesta Locus, 29ª mejor novela anteriores a 1990 por Fahrenheit 451
  • 1998: Incluido en el Salón de la Fama de la ciencia ficción
  • 1999: Encuesta Locus, 2º mejor autor de historias cortas de todos los tiempos
  • 1999: George Pal Memorial de la Academia de Cine de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror
  • 2002: Premio Geffen (Israel) por Fahrenheit 451
  • 2003: Premio Bram Stoker a la mejor antología por One More for the Road
  • 2004: Premio Retro Hugo a la mejor novela de 1953 por Fahrenheit 451
  • 2006: Premio Reino de Redonda que distingue la obra autores no españoles
  • 2007: Mención especial al Premio Pulitzer por su “distinguida, prolífica y profundamente influyente carrera como un incomparable autor de ciencia ficción y fantasía”
  • 2007: Comandante de la Orden de las Artes y las Letras de Francia
  • 2014: Premio Retro Hugo al mejor escritor amateur de 1938
  • 2016: Premio Retro Hugo al mejor escritor amateur de 1941
  • 2016: Premio Retro Hugo a la mejor fanzine de 1941, por Futuria Fantasia
  • Finalista:
  • 1963: Oscar por el corto de animación Icarus Montgolfier Wright
  • 1976: Premio Mundial de Fantasía a los logros de una vida
  • 1977: Premio Mundial de Fantasía a la mejor antología por Long After Midnight
  • 1989: Premio Bram Stoker de mejor historia corta por The Young Thing at the Top of the Stairs
  • 1989: Premio Bram Stoker de mejor antología por El Convector Toynbee
  • 1998: Premio de la British Fantasy Society a la mejor antología por Driving Blind
  • 1998: Premio Mundial de Fantasía a la mejor antología por Driving Blind
  • 2002: Premio Mundial de Fantasía a la mejor novela por From the Dust Returned: A Family Remembrance
  • 2002: Premio Bram Stoker a la mejor novela por From the Dust Returned: A Family Remembrance
  • 2014: Premio Retro Hugo a la mejor historia corta de 1938, por Hollerbochen’s Dilemma
  • Otros reconocimientos:
  • Cráter lunar con el nombre de “Cráter Dandelion” en honor al libro “Dandelion Wine” (en español, El vino del estío)
  • Un asteroide lleva su nombre, el Bradbury 9766.
  • Una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, concedida en 2002
  • Creación del premio Internacional de ciencia ficción Clarke-Bradbury
  • Creación del premio Bradbury de guión para representación dramática otorgado por la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción de América (SFWA)

SU MUERTE

A los 91 años, un 5 de junio de 2012 parte de la Tierra a la Galaxia dejando un gran legado en la literatura.

PUEDES LEER LOS RELATOS PARTICIPANTES AQUÍ

https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2020/03/gala-de-premios-xix-edicion-lo-que-el.html

Crónicas de Cuarentena. XX EDICIÓN: CRÓNICAS MARCIANAS

Crónicas de Cuarentena. XX EDICIÓN: CRÓNICAS MARCIANAS

undefined

Meses Antes de la Cuarentena

Un viajero de la Galaxia

Soy amante de la ciencia ficción, mis libros preferidos son los de Ray Bradbury, tanto que he perdido la cuenta las veces que he leído Crónicas Marcianas. Cuando mi esposa murió para distraer mi mente, desempolvé toda la biblioteca, y me dediqué a leer más sobre viajes por la galaxia. Toda aquella lectura sirvió para comprender muchas cosas, más allá de la atmósfera terrestre. Fue a partir, de entonces que me convertí en viajero.

Vientos de Guerra

Unos acontecimientos con vientos de guerra, me asustaron aquellos días. Una noticia causó gran impacto, ya que fue asesinado un líder General Iraní Soleimani, todo causó mucho revuelo en la Tierra. Entonces, ocurre lo inevitable Irán levanta una bandera roja sobre la mezquita Jankaran, por primera vez en la historia como símbolo de venganza. Un grupo iraní atacó una base militar de EEUU en horas de la madrugada. El 8 de enero lanzaron 35 misiles a una base de las fuerzas estadounidenses. En la madrugada de ese día, Irán disparo dos misiles a un avión ucraniano el cual llevaba a 176 pasajeros, donde todos murieron. De verdad, con todo lo que estaba pasando, pensé que ya llegaría el final de la Tierra y me dije menos mal he vivido bastante, he disfrutado mis diferentes vidas, tuve hermosas familias, esposas e hijos. No le temo a la muerte, por años he estado solo, mis hijos actuales se casaron, se fueron del país y yo allí en mi único hogar y en el que me quedaré hasta que sea el momento de cruzar el umbral definitivamente.

Reencuentro con Marte

Han pasado 500 años desde la última vez que lo visité. Y hoy 13 de enero del 2020 ocurre lo que tanto había esperado, aquel acontecimiento único, el que los planetas Saturno, Plutón, Ceres, Mercurio, la tierra, junto al astro Rey del Universo se alinearan. Ese día, regresé a Marte aprovechando la alineación de los planetas. Las cosas seguían igual, aquel planeta era una utopía para los terrestres, solo podrían viajar en sus libros de ciencia ficción. Eran pocos los elegidos y yo fui uno de ellos. Y quizás, mi autor preferido también lo fue, por eso dibujó tan perfectamente el Planeta, porque solo así era posible.

El cielo se pinta de rojo sangre.

El 3 de enero el fuego dibujo una cruda realidad para el reino vegetal australiano. Más de medio billón de animales habían muerto. Los Koalas y los árboles de eucalipto pedían auxilio. Sus voces, fueron apagadas por aquel implacable fuego que arrasó con la vida de muchas de estas especies. Ese día, el cielo pintaba un color rojo sangre, mientras los terrestres corrían asombrados a protegerse, aquellos colores dibujaban un triste paisaje y entre las llamas figuras silvestres se veían consumidas y gritando de dolor, mientras otras enfurecidas culpaban al hombre sin piedad, de aquella desgracia anunciada. Después de esto, hubo cambios climáticos cayó granizos y también hubo una tormenta de arena en suelos australianos.

Anuncios de la Pachamama

Mientras los iraníes atacaban la base militar, en México esa misma madrugada se registró un terremoto 6.5 el cual produjo mucho daño en una parte de la nación. Dos días después, en Puerto Rico, hubo uno terremoto de magnitud 6.4 el cual dejó a su paso viviendas destruidas, refugiados, un muerto y la isla sin electricidad. Otra protesta se hacía latente esta vez la del volcán Taal quien emitió su furia mediante una erupción explosiva y peligrosa con fuertes rayos, humo negro, piedras cayendo en la ciudad producto de las explosiones, temblores volcánicos y dos terremotos volcánicos. Brasil, fuertes lluvias provocan inundaciones. Y por el otro lado del mundo, el pueblo de Irán por primera vez en los desiertos del sureste del país, estaba sobreviviendo a las inundaciones después de un mes de lluvia que dejó 20.000 personas sin hogar.

Momentos de Cuarentena: Todo por comer murciélagos

Todos hablaban de eso, un país oriental entró en cuarentena, porque un virus los había invadido y todo por tener una práctica de comer murciélagos, que costumbre gastronómica más extraña, pero como dicen en mi tierra “entre gustos y colores…”. Pensé, eso es por allá por el otro lado del mundo.

Nunca me imaginé, que aquello de lo que se hablaba en las noticias, redes sociales, pudiera atravesar el océano para llegar al nuevo mundo y mucho menos traernos secuestrados en su nave, todos los pasajeros en su mayoría eran de mi edad o más, o en su defecto niños muy pequeños.

Llegada al Planeta Virux

Era un lugar frío, sin embargo, el paisaje se adornaba con unas plantas exóticas de gran belleza, que simulaban una majestuosa corona adheridas a algunas rocas grisáceas que le servían de soporte, sin duda alguna una relación simbiótica muy particular. No dejaba de contemplarlas, eran realmente increíbles. Aquellas imponentes plantas, eran cada una de ellas, unas verdaderas reinas del mundo vegetal, me hizo recordar la flor de frailejón que habitan en el maravilloso pie andino, el cual fue mi hogar por más de 60 años, hasta ese fatídico día cuando aquella fiebre, un fuerte dolor de cabeza, y el aire empezó a faltarme, resecando mi garganta y una fuerte tos que ni con el té de frailejón me pude sanar.

Allí estaban ellas, me devolvieron una mirada silenciosa. Un pájaro gris azulado nocturno cantó dándome la bienvenida.

https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/2020/03/gala-de-premios-xix-edicion-lo-que-el.html.

Margaret Mitchell: Lo que el Viento se llevó al Cielo.

Margaret Mitchell: Lo que el Viento se llevó al Cielo.

Infancia

Un 8 de noviembre de 1900 aterriza en su Pegaso, una niña en Atlanta, Estados Unidos. Sus padres: Eugene Mitchell abogado y miembro fundador de la Sociedad Histórica de Atlanta y su madre Maybelle quien era conocida por sus ideas sobre el sufragio femenino. Recibe Margaret, junto a su hermano mayor Stephens la atención de sus padres y prevalecen buenas costumbres en su crianza. Como cualquier niña jugaba a los cometas, a la pelota y a los caballos, pero mostró gran afición por la lectura y escribir.

Estudios de Margaret

Estudia en el Smith College, se cuenta que a Margaret no le gustaba la aritmética y en una ocasión, pretendió dejar la escuela y se lo anunció a su madre, a lo que ella al escuchar a su hija la llevó en su coche cerca de Clayton, donde se dibujaba una triste realidad ante sus ojos, se mostraban chimeneas solitarias en medio de ruinas quemadas y le contó que allí habían residido personas en aquellas casas que pensaban que vivían en un mundo seguro, hasta que explotó alrededor de ellos, y es cuando le explica que a su mundo le puede ocurrir lo mismo, y que “ más le valía que ayudase a Dios si no tenía herramientas para lidiar con el nuevo orden”.

Ese mensaje le permitió a Margaret entender que la vida no es fácil, ni mucho menos segura. La secundaria la realiza en Atlanta Washington Seminary donde se une al club literario y publica las historias al anuario de la escuela.

Sus primeros obstáculos a vencer: Un nuevo Orden

La familia se había trasladado a Jackson Hill, con vistas a la ciudad de Atlanta. Se compromete con Henry Clifford, quien fallece en la primera guerra mundial, y además también sufre la muerte de su madre a causa de una enfermedad originada por una gripe. Debió dejar la Universidad para hacerse a cargo de su familia y hermano. Estos hechos, la transforman en una mujer rebelde que la llevan a casarse con Berrien “Red” Upshaw. En 1922, por razones financieras trabaja en Atlanta Sunday Magazine, donde le pagaban 25$ semanales por escribir. Su tormentoso matrimonio, termina en divorcio en 1924, y al año se casa con Jhon Marsh.

Obra y Legado

Lo que el viento se llevó se publicó en junio de 1936 y Margaret recibe el Premio Pulitzer en mayo del año siguiente. Dos años después es inmortalizada en la gran pantalla con la película y se estrena en el Gran Teatro de la Loew de Atlanta el 15 de diciembre de 1939. Muchos que han escrito sobre la vida de Margaret coinciden en que el carácter de la autora es muy parecido al de su heroína Scarlett O`Hara, así como su experiencia sentimental. Pienso, que hay mucho de Margaret en la personalidad de Scarlett, y en muchos de los personajes de la escritora ¿Qué opinan ustedes?

Haciéndole honor a sus padres

Tras la publicación de la novela y el lanzamiento de la película, tuvo los recursos financieros suficientes para apoyar grandes obras benéficas incluyendo numerosas organizaciones de servicio social en Atlanta y becas para los estudiantes de Medicina de la Universidad Morehouse. Reconstruye un pequeño pueblo francés Vimoutiers y bautiza el USS Atlanta una nave que se hundió durante la Guerra Mundial.

Obras de Margaret

  • Lost Laysen (La isa perdida) Escrita 1916 publicada en 1996. Ficción-Novela Rosa.
  • Report
  • Before Scarlett (Biografía) Editor Jane Eskridge
  • Lo que el viento se llevó.

Muerte

Un 11 de agosto de 1949, al cruzar la intersección de Peachtree y 13th Street, junto con su esposo Jhon Marsh, mientras se dirigían a ver la película A Canterbury Tale, Margaret es atropellada por un conductor de Taxi, de nombre Hugh Gravitt, quien conducía a gran velocidad y estaba ebrio. Falleció 5 días después, sin haber recuperado la consciencia a la edad de 48 años en el Grady Hospital y fue enterrada en Oakland, Atlanta.

Puedes participar o revisar los relatos en el siguiente link https://concursoeltinterodeoro.blogspot.com/

Mañana será otro día

Mañana será otro día

Olas vienen y van como bailarinas danzantes ¡pareciesen alegres! es lo que perciben mis ojos esmeraldas, los cuales vuelven a contemplar este inmenso mar, quien ha sido testigo de la tormenta que guarda mi corazón.

Recuerdo cuando llegó la embarcación un mes de abril de 1850, fue cuando lo vi por primera vez, ese color azabache, cabellos enrulados y unos dientes blancos como la leche recién ordeñada, con una estatura promedio de 1,80 y esa contextura de un hombre bien fornido, sus músculos desnudos hicieron latir mi corazón a prisa, como si un volcán acababa de hacer erupción, fue una reacción innata y pura, apenas era una joven primaveral como me decía mi tatarabuelo Antonio, un español que llegó a estas Tierra de Gracia en aquellos tiempos de colonización.

Mi padre Paco era un hombre de temple, de profundos ojos verdes. Era arraigado a sus viejas tradiciones familiares, en eso de unir o mezclar la sangre. Fue algo que retumbó en mi mente, como ese pito que anunciaba la salida de los barcos, sus silbidos parecían que me decían «no puedes enamorarte de él eres blanca, él es negro». Lo curioso, es que sentí que también ancló sus ojos ébanos en los míos.

Aquellos tiempos eran de esclavitud, era el crimen humanitario más penoso, donde la guerra era lo que prevalecía, a pesar de ser “libres y soberanos” gracias a la gesta independentista, aún imperaba en los hombres el deseo de la guerra, avivando la llama de luchas y buscando mil razones, para tener una consigna que iniciara las batallas.

Esos días, fueron terribles para los esclavos, ellos trabajaban duro en aquellas haciendas. Era época de café y cacao, eran codiciados en el otro lado del mundo y también en otros países de América, en especial el cacao con una gran demanda comercial. Te escribo sobre esto y me llega el aroma de ese rico chocolate caliente, esa bebida me daba fuerza para soportar y aliviar mis penas de aquellos días donde me sentía esclava, al igual que él. Me hacía trasladar a la hacienda donde estaba atado y conectarme en una forma mágica indescriptible.

Siempre supe donde estaba, muchas veces pude verlo de cerca. Le dije una vez que pude hablar con él «cuando seas libre, me buscas, te apoyaré». Me miró con sus ojos ébanos y me regaló una sonrisa, para entonces, ya contaba con 19 años.

Se cuenta que la explotación cacaotera, era la plataforma fundamental de la agricultura para estas comarcas y que su cultivo se desarrollaba desde la Pedraza en el piedemonte andino, hasta la Orinoquia y dentro de la Hoya del Lago de Maracaibo, luego embarcaban las fanegas de cacao que iban rumbo no solo a España, sino a La Habana y a México. Aprendí mucho de esto con mi padre, quien se extrañaba mucho, porque las mujeres nos dedicábamos a otras cosas. Pero, como era su única hija, me enseñó todo sobre el cacao, para que siguiera los negocios de la familia.

Vientos de libertad, se asomaron en ese año de 1854, cuando los movimientos y consignas que abanderaban los liberales era la: «Abolición de la esclavitud». Pronto, serás libre, me repetía a mí misma.

Ese día, apenas escuché la noticia que se firmó por José Gregorio Monagas la ley de la abolición de la esclavitud, mi corazón volvió a erupcionar. Solo esperaba, poder encontrarme con él y decirle que le amo, desde aquel día que fue traído a estas tierras.

Sin embargo, nadie se imaginaba, ni siquiera los liberales que aquellos vientos de libertad, cambiaran su rumbo convirtiéndose en vientos de guerra, 5 años más tarde se inicia la llama de la Guerra Federalaquella guerra que se dio entre conservadores y liberales que dejó devastada nuestra tierra, sumida en muchas muertes y desolación, fue la guerra más larga 4 años de lucha y esos 4 años, 2 meses y 4 días, para ser exacta, me impidieron encontrarme con mi volcán, así lo llamaba yo.

Los conservadores se oponían a modificar el orden social establecido desde la colonia y los liberales proclamaban ideales de libertad e igualdad, algo que aún no veo y creo que moriré y seguiremos en esta lucha social y aunque, ya no vemos guerras sangrientas desde la guerra federal, creo que jamás podremos ser completamente iguales, ricos y pobres.

Recuerdo, que aquella mañana de abril, fui como de costumbre al Puerto, a ver las olas y a recordar aquel día. Habían pasado ya 5 días que había terminado aquella guerra, los conservadores y liberales firmaron un acuerdo de paz, al que llamaron Tratado de Coche. Murieron más de 150000 personas, muchas ciudades habían quedado devastadas y casi destruidas. Obligó a muchos a trasladarse a buscar trabajo.

Gracias a mi don de ver más allá, conservé dinero y el negocio familiar se mantenía en pie. Ya mis padres habían muerto y había quedado con el manejo del comercio, algo difícil en aquellos tiempos.

Pensando, ahora que no hay nada que me impida verlo, culpaba al viento, el viento se lo llevó, se llevó todo, menos mis recuerdos. En ese instante, cerré los ojos, y escuché una voz: «nunca debemos perder la esperanza, mañana será otro día». El tiempo me devuelve, lo que el viento se lleva.

Al día siguiente, al abrir la puerta, mi Volcán estaba allí.

Tara

Puerto Cabello, abril de 1863

LA REBELIÓN DE LOS TOPOS

LA REBELIÓN DE LOS TOPOS

XVIII EDICIÓN (Enero 2020) 

REBELIÓN EN LA GRANJA

George Orwell

LA REBELIÓN DE LOS TOPOS

Un pequeño paraíso en cualquier lugar del mundo fue Ciudadela. La Madre Tierra le concedió grandes recursos naturales: ríos, hermosas cascadas, saltos de aguas profundas. Además de un sin número de minerales como oro, hierro y diamantes. Sin embargo, quienes la habían gobernado por años no supieron valorar este preciado regalo de la naturaleza.

—Abuelita Gracia y ¿por qué hicieron eso si lo tenían todo? — Pregunta sorprendido Tepuy, mientras su abuela le contaba una historia.

—Tepuy, no comas ansias, escucha con atención y ya verás porque ocurrió todo en Ciudadela — Puntualizó la Abuelita Gracia. Y prosiguió la historia.

Todos los que estuvieron junto al poder del Cacique Topopemón se hicieron ricos, sin importarles la destrucción de su propio hábitat. En sus retóricos discursos, repetían una y otra vez que «vivían para gobernar a su pueblo». Para tener al pueblo a sus pies, les otorgaban regalos a todos aquellos que dependían de la dinastía Toponiana, aunque esas dádivas, no eran nada desinteresadas, representaban realmente migajas y muy poco para los ciudadelos.

— Abuelita y ¿qué significa dádivas? —  Interrumpió confuso Tepuy.

—Tepuy dádivas son cosas que se dan de forma desinteresada, pero eso tenía un trasfondo oculto, lo único que perseguían con ello era tener a todos embobados a sus designios — Explicó la abuela con gran tristeza.

— Abuelita, pero ¿cómo un pueblo no se va a dar cuenta de que lo están engañando?—

—Ay nieto mío, como se ve que tú no eres de aquellos tiempos de Ciudadela, seguiré contando la historia y verás más claro — Tomando aire y exhalando profundo, continúo la abuela relatando aquella historia a su nieto Tepuy.

Ciudadela después de ser un pueblo próspero se convirtió en una tierra sombría. Aquellos ríos caudalosos, las inmensas cantidades de oro, hierro, diamantes y otros minerales fueron extraídos por los «topos mineros» del Cacique para negociarlo y eso fue lo que poco a poco la llevó a la ruina.

Esta ciudad contaba con energía natural y disponía de acueductos de agua potable que venían desde los grandes manantiales. Hasta que sucedió la hecatombe aquel funesto día. La abuela guarda silencio y no continúa con el relato.

—Abuelita Gracia ¿qué te ocurre, porque no sigues narrando?—

—Disculpa Tepuy, estos fueron días muy duros para nuestro pueblo. —Pero es nuestro deber contarlo a las generaciones de relevo. Reflexionó con acertada postura la Abuelita Gracia.

Los ciudadelos, acostumbrados a contar con el vital líquido en sus hogares, nunca se imaginaron que vivirían una época de sequía jamás vista en ciudadela. Todos se preguntaban: ¿qué ocurrió con nuestras aguas y nuestros enormes manantiales?

Y el gabinete del Cacique Topopemón lo único que repetía: tengan paciencia, pueblo de ciudadela. Hemos sido atacados por seres de otros planetas con alta tecnología y han succionado toda el agua de las montañas.

—Caramba abuela ¿qué tontería es esa, cómo que seres de otros planetas?, ¡eso parece un cuento de ciencia ficción! —

—Pues sí, Tepuy, toda ciudadela, en su mayoría lo creyó. Todos estaban sumergidos en el océano de la desesperanza y la ignorancia gracias a esta gente que nos gobernaban —Musitó la abuela para que no la escucharan sus hijos.

La junta de gobierno sacó un comunicado para llamar a la calma, diciendo al pueblo de ciudadela que no se preocuparan que sus mejores hombres estaban trabajando para restablecer el servicio del agua pronto y para ello necesitaban utilizar nuevas fuentes de agua, pero que les llevaría mucho tiempo.

Sin embargo, esta historia no era del todo cierta, pues la causa real de la sequía era la extracción de los recursos del subsuelo que habían producido daños al cauce de las aguas, provocando un caos total en Ciudadela: los paisajes florecidos empezaron a marchitarse, muchos de los habitantes empezaron a sufrir deshidrataciones, los centros de cuidado estaban abarrotados.

Por lo que esto generó un ciclo de protestas de todos en Ciudadela, quienes exigían ayuda a otros pueblos vecinos, pero Topopemón no era muy dado a aceptar ayudas de nadie y les dijo: «Ciudadela podrá sola resolver su problema » .

   —Abuelita Gracia y ¿qué ocurre, ¿cómo nos salvamos?—

    — Tranquilo Tepuy ya viene lo bueno del relato. —Dijo con una gran sonrisa la Abuela.

Una mañana el joven topo George Orwell desesperado, porque sus padres morían deshidratados tomó un megáfono y comenzó a animar a los habitantes para ir a la montaña a buscar el agua para las personas que necesitaban con urgencia hidratarse. Fue sorprendente el número de ciudadelos que se atrevieron a ir con sus pimpinas en mano a buscar el agua.

Cuando de pronto una unidad antimotín se dispuso a detenerlos. No obstante, sucedió algo inesperado: toda la multitud Toponiana se subió al tanque y lo detuvieron. Los topos guardias no se resistieron.

Y así, llegaron a la montaña liderados por Orwell, experto en Ingeniería Hidráulica, quien les indicó como obtener el agua pura de la montaña. El pueblo indignado gritaba: «Topopemón ya no te queremos». Los topos mineros huyeron despavoridos, algunos fueron apresados. Todo gracias a Orwell que contaba con apoyo de altos funcionarios de pueblos vecinos. Condenaron a todos los que habían causado un daño ecológico sin importarles la vida de su pueblo.

Y Orwell fue aclamado por los habitantes de Ciudadela como su nuevo gobernante. Se cuenta que aquel pueblo en ruinas, desde ese día empezó a florecer, las aguas volvieron a su cauce, el sol volvió a brillar y un arcoíris emergió al pie del Tepuy.

MI RELATO 900 PALABRAS

SI QUIERES PARTICIPAR ACÁ TE DEJO LAS PAUTAS

Tema: El relato deberá contar con, al menos, uno de estos requisitos (podéis elegir uno, dos o los tres):

  • Escribir una fábula o que los personajes sean animales, con su moraleja o con una crítica social de fondo.
  • Un relato en el que se mencione con sentido la novela Rebelión en la granja o al autor, George Orwell.
  • Un relato en el que la acción transcurra en una granja.

Extensión: 900 palabras como máximo.
Plazo: Desde 15/01/2020 hasta el 31/01/2020
Bases completas: AQUÍ

Eily: La flor de la Honestidad

Eily: La flor de la Honestidad

Eily era la flor más sencilla, sus pétalos redondos y blancos como una mopa de algodón, eran los más hermosos de la Montaña Jardín.

Eily era otra de las preferidas de la Reina de las Flores, por cuanto ella representaba la pureza, lo simple, la sinceridad en todo el reino, junto a Amma, eran las mayores fortalezas del Reino, mientras ellas estuviesen vivas y fuertes la Montaña Jardín no podría ser amenazada por nada, ni nadie. 

Después de la visita de la Reina Miel, la Montaña Jardín comenzó un nuevo ciclo, otras criaturas vivientes comenzaron a salir de lugares recónditos, entre ellas una muy curiosa, con un pequeño caparazón rojo y pintas negras, brillaba y justo cerca de ella, osaba posarse en sus hojas.

Fue en ese instante que Eily le pregunta:

   ¿Quién eres?

A lo que ella le responde:

Soy una depredadora natural, pertenezco a la familia de las coccinellinae, me conocen como Mariquita.

Eily, muy curiosa le dice:

          Te llamaré Mariquita y ¿qué es un depredador natural?

          Mariquita le explica:

Nuestra familia tiene como función cuidar de todas ustedes, de plagas que puedan acabar con su existencia.

          Eily, exclama ¡guau tienen un trabajo bastante complicado!

   Mariquita, se sonríe y le dice:

   El tuyo también lo es

          Eily le dice: ¿por qué crees que mi trabajo es complicado?

   Mariquita, piensa un rato y responde:

   Acá está sembrado el tesoro de la humanidad.

Eily asombrada interroga:

          ¿un tesoro?

         Mariquita explica:

Si, un tesoro. La Montaña Jardín guarda con mucho cuidado a cada una de ustedes, para que perduren hasta la eternidad.

          Eily confundida le dice:

          Y eso ¿por qué?

          Mariquita responde:

Cada una de ustedes, al igual que cada criatura viviente de la Montaña Jardín, fuimos creados por el Rey de los cielos para cumplir una misión.

Eily curiosa, vuelve a preguntar:

         ¿qué misión tenemos nosotras las flores?

         Mariquita sabiamente razona lo siguiente:

Eily tu eres pura de corazón, de ti tomarán la honradez que te caracteriza, sigue tu destino.

Eily quedó pensativa, por todo lo que le dijo Mariquita y también un poco asustada, pues, en ella se había depositado una gran responsabilidad y eso a su vez significaba un gran compromiso, sin embargo, si seguía su destino como lo señalaba Mariquita todo saldría bien. Dijo entonces en voz alta:De mi dependerá que las criaturas humanas sean puras de corazón, honrados y tengan la conducta que el Rey de los cielos espera.

         ¡Así será!

Letras que cuentan una vida que rompe paradigmas Dedicado a: Patricia Highsmith

Letras que cuentan una vida que rompe paradigmas Dedicado a: Patricia Highsmith

Patricia Highsmith una escritora que rompió paradigmas haciendo escuchar su voz mediante las letras.Ella nos demuestra que cuando queremos llegar al éxito, solo debemos montarnos en el Tren de la Vida, así que no dejes de soñar y vuela hacia tu destino.

Nacimiento

19 de enero de 1921 Fort Worth, Texas, Estados Unidos

Sus Primeros Años de Vida

Durante los primeros años de su vida, estuvo bajo la tutela de su abuela materna, Willi Mae, quien vivía en Texas. Fueron sus padres Mary Coates y Jay Bernard Plangman, a quien conoce después de cumplido los 12 años. Y su madre contrajo matrimonio con Stanley Highsmith en 1924, es entonces del esposo de su madre que Patricia toma el apellido.

En 1927 se marchó a vivir a Nueva York con ellos, donde trabajaban como diseñadores gráficos. Confesó que su madre intentó abortar bebiendo aguarrás, durante su embarazo. Highsmith nunca superó esta relación de amor y odio con su madre, se dice que es lo que le inspira a escribir “The Terrapin,” en el que un joven apuñala a su madre.

Sus Estudios

Se graduó en 1942 en el Barnard College, donde estudió literatura inglesa, latín y griego.

Descubre su Orientación Sexual

En 1943 empezó a trabajar para la editorial Fawcett haciendo sinopsis de cómics y en esa época descubre su homosexualidad, tema que tratará más adelante cuando en 1952 aparezca bajo el pseudónimo de Claire Morgan su novela El precio de la sal. Trata de la problemática historia de amor entre dos mujeres, con un final feliz insólito para la época. Treinta y tantos años después la reimprimió con el título de Carol y descubriendo que era ella la verdadera autora, revelando en su epílogo las comprensibles razones del anonimato inicial. Finalizaba con estas palabras: “Me alegra pensar que este libro les dio a miles de personas solitarias y asustadas algo en que apoyarse”.

Sus inicios como escritora

A los ocho años descubrió el libro de Karl Menninger “La Mente Humana” y son los análisis de este autor sobre las conductas anormales los que más tarde influyeron en su percepción de los personajes literarios, pues tuvo una temprana vocación por la escritura. Patricia relata en su ensayo Suspense que, a los 9 años en una actividad asignada por su profesora sobre una redacción, experimentó que al terminar de leer su “Excursión a los Endless Caverns” todos sus compañeros la miraban extasiados, y hasta le pidieron que continuara y es allí cuando descubre su vocación por el arte de la escritura.  

Como lectora le interesan temas relacionados con la culpa, la mentira y el crimen, que más adelante fueron los temas centrales en su obra. Y es en 1935, cuando escribió su primer relato, pero que no se conserva.

A los 22 años comenzó a escribir su primera novela The click of the shutting, nunca publicada. En 1945, tras una breve estancia en México de cinco meses, surgieron los cuentos “En la Plaza”, escrito en Taxco, estado de Guerrero, y “El coche”. Publicó su primer cuento a los 24 años en la revista Harper´s Bazaar.

Vida Personal y Sentimental

Nunca tuvo una relación sentimental que durase más que unos pocos años, entre las que se cuenta la de la también novelista Marijane Meaker. Algunos de sus contemporáneos la tachaban de misantropía. Aseguraba que prefería la compañía de sus muchos gatos y caracoles y una vez dijo: “Mi imaginación funciona mucho mejor cuando no tengo que hablar con la gente”. Fue acusada de misoginia por sus Little Tales of Misogyny y de antiamericanismo por sus Tales of Natural and Unnatural Catastrophes; lo cierto es que su fama de escritora morbosa no la hizo especialmente vendible en los Estados Unidos. Highsmith encontraba frecuentemente inspiración en el arte, en la psicología clínica y en el reino animal.

En 1950 publica su primera novela: Extraños en un tren, por la que saltó a la fama un año después con la adaptación al cine de Alfred Hitchcock.

Fama

En 1950 publica su primera novela: Extraños en un tren, por la que saltó a la fama un año después con la adaptación al cine de Alfred Hitchcock.

Obras Literarias

Escribió más de 30 libros entre novelas, ocho colecciones de cuentos

Novelas

  • Extraños en un tren (Strangers on a Train, 1950)
  • El precio de la sal / Carol (The Price of Salt, también conocida como Carol, 1952). Publicada originalmente con el pseudónimo de Claire Morgan y reeditado con su nombre 37 años después (en 1989) con el título de Carol.
  • El cuchillo (The Blunderer, 1954)
  • El talento de Mr. Ripley / A pleno sol (The Talented Mr. Ripley, 1955). 1ª novela de la serie “Ripley”
  • Mar de fondo (Deep Water, 1957)
  • Un juego para los vivos (A Game for the Living, 1958)
  • Ese dulce mal (This Sweet Sickness, 1960)
  • Las dos caras de enero (The Two Faces of January, 1961)
  • El grito de la lechuza (The Cry of the Owl, 1962)
  • La celda de cristal (The Glass Cell, 1964)
  • Crímenes imaginarios / El cuentista (A Suspension of Mercy, también conocida como The Story-Teller, 1965)
  • El juego del escondite (Those Who Walk Away, 1967)
  • El temblor de la falsificación (The Tremor of Forgery, 1969)
  • La máscara de Ripley / Ripley bajo tierra (Ripley Under Ground, 1970). 2ª novela de la serie “Ripley”
  • Rescate por un perro (A Dog’s Ransom, 1972)
  • El juego de Ripley / El amigo americano (Ripley’s Game, 1974). 3ª novela de la serie “Ripley”
  • El diario de Edith (Edith’s Diary, 1977)
  • Tras los pasos de Ripley / El muchacho que siguió a Ripley (The Boy Who Followed Ripley, 1980). 4ª novela de la serie “Ripley”
  • Gente que llama a la puerta (People Who Knock on the Door, 1983)
  • El hechizo de Elsie (Found in the Street, 1987)
  • Ripley en peligro (Ripley Under Water, 1991). 5ª novela de la serie “Ripley”
  • Small g: un idilio de verano (Small g: a Summer Idyll, 1995

Libros de relatos

  • Once (Eleven, también conocida como The Snail-Watcher and Other Stories, 1970)
  • Pequeños cuentos misóginos (Little Tales of Misogyny, 1974)
  • Crímenes bestiales (The Animal Lover’s Book of Beastly Murder, 1975)
  • A merced del viento (Slowly, Slowly in the Wind, 1979)
  • La casa negra (The Black House, 1981)
  • Sirenas en el campo de golf (Mermaids on the Golf Course, 1985)
  • Catástrofes (Tales of Natural and Unnatural Catastrophes, 1987)
  • Los cadáveres exquisitos (1995, selección de relatos escritos entre 1960 y 1990)
  • Pájaros a punto de volar (1ª parte de Nothing That Meets the Eye: The Uncollected Stories, 2002, reúne relatos escritos entre 1938 y 1949, publicada póstumamente)
  • Una afición peligrosa (2ª parte de Nothing That Meets the Eye: The Uncollected Stories, 2002, reúne relatos escritos entre 1950 y 1970, publicada póstumamente)

Misceláneas

  • Miranda the Panda Is on the Veranda (1958, coescrito junto a Doris Sanders). Libro para niños, en verso y con dibujos.
  • Suspense (Plotting and Writing Suspense Fiction, 1966). La autora nos muestra las entrañas del proceso de creación de una novela de intriga.
  • The fire of the enemy (relato inacabado que no llegó a publicarse durante la vida de la autora, escrito durante los últimos meses de su vida, 1995)

Premios

  • 1946: Premio O. Henry al mejor primer relato por “The Heroine”, publicado en Harper’s Bazaar.
  • 1951: Nominada al Premio Edgar a la mejor primera novela por Extraños en un tren, otorgado por la Asociación de Escritores de Misterio de América.
  • 1956: Nominada al Premio Edgar a la mejor novela por El talento de Mr. Ripley, otorgado por la Asociación de Escritores de Misterio de América.
  • 1957: Gran Premio de Literatura Policíaca por El talento de Mr. Ripley.
  • 1963: Nominada al Premio Edgar al mejor relato por “The Terrapin”.
  • 1964: Premio Silver Dagger (Daga de Plata) a la mejor novela extranjera por Las dos caras de enero, otorgado por la Asociación de Escritores del Crimen de Gran Bretaña.
  • 1975: Gran Premio del Humor Negro por “El amateur de escargot”.
  • 1990: Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, otorgado por el Ministerio de Cultura de Francia.

Adaptaciones Cinematográficas

Extraños en un tren (1950)

Extraños en un tren o Pacto siniestro (Strangers on a Train, 1951), película estadounidense dirigida por Alfred Hitchcock, guión adaptado de Raymond Chandler y protagonizada por Farley Granger, Ruth Roman y Robert Walker.

No beses a un extraño (Once You Kiss a Stranger, 1969), película estadounidense dirigida por Robert Sparr.

Tira a mamá del tren (Throw Momma from the Train, 1987), película estadounidense dirigida por Danny DeVito y protagonizada por Billy Crystal, Danny DeVito y Anne Ramsey. Libre adaptación de la historia. Comedia.

Extrañas en un tren (Once You Meet a Stranger, 1996), telefilme estadounidense dirigido por Tommy Lee Wallace y protagonizado por Jacqueline Bisset. Versión femenina de la novela.

Muerte

Residió en East Anglia (Reino Unido) y en Francia, y sus últimos años los pasó en Tegna al oeste de Locarno (Suiza), donde falleció un 4 de febrero de 1995 a los 74 años. Sus obras se encuentran en los Archivos Literarios Suizos, en Berna.

XVII EDICIÓN (Diciembre 2019) Extraños en un tren de Patricia Highsmith. Tercera Temporada El Tintero de Oro

XVII EDICIÓN (Diciembre 2019) Extraños en un tren de Patricia Highsmith. Tercera Temporada El Tintero de Oro

LA PLUMA ASESINA

Autora Raquel Peña

Emily

Caricuao

1 octubre de 2019

Suena la alarma de su móvil a las 4:00 a.m., como siempre, aunque ya por la costumbre Emily se despertaba antes de que ésta sonara. Pone a hervir el agua para tomar su café y mientras se cuela, se cepilla los dientes y se da una breve ducha.

Luego se dispone a desayunar su pan tostado con queso amarillo, jamón de pavo y su café con leche, aunque en otras ocasiones prefería arepa con queso guayanés y aguacate cuando era temporada.

Es Emily una provinciana sencilla, que se mudó a la capital venezolana a volar hacia un sueño de adolescente. Llegó a Caricuao específicamente cuando sus padres murieron. Era hija única y su familia más cercana había emigrado, por tanto, había quedado sola y sin ataduras.

Caracas es catalogada como una de las ciudades más peligrosas de Latinoamérica, aunque esto último era lo que le llamaba más la atención. Las novelas policíacas eran sus preferidas, de hecho, cargaba con un gran tesoro un libro de Patricia Highsmith titulado Extraños en un Tren, que, por cierto, fue un regalo de cumpleaños de su padre.

Emily soñaba con escribir una novela parecida a la de Highsmith.  Eso fue lo que la llevó a Caracas, porque estaba segura de que allí tendría el material necesario para hacer su gran obra literaria y así ser famosa algún día.

Estación de Caricuao

  1 de diciembre de 2019

Cada mañana, Emily iba a la estación de Caricuao a la misma hora, 5:30 a.m. y allí lo veía: con su maletín negro de cuero, traje ejecutivo impecable azul marino y camisa blanca con corbata del mismo color del traje. Era su uniforme de policía criminalístico, de eso no le cabía ninguna duda.

Se le veía alto, debía medir 1.80 m., tez morena y unos ojos verdes que llamaban la atención, pero él solo cruzaba miradas y les sonreía con respeto. A pesar de que viajaban a diario durante aquellos tres meses, nunca habían coincidido en sentarse juntos; aquella multitud que salía a trabajar no permitía descuido alguno.

Emily no estaba muy acostumbrada a viajar en tren, aunque ella era la única que lo llamaba así, porque realmente era un metro, ya que éste solo transportaba pasajeros y no llevaba cargas.  Eso se lo recalcaron muchas veces: “esto no es un tren, es un metro” le decían los caraqueños en torno burlón. Lo que aquellos capitalinos no sabían, es que ella se refería al tren de su novela.

—Señorita, no les haga caso. Venga siéntese acá, le cedo mi puesto. —dijo su hombre favorito.

—Gracias joven, muy amable. Me permite llevarle su maletín— respondió Emily, con la voz entrecortada y un poco sorprendida.

—De nada, no se preocupe, pero no puedo darle mi maletín, es muy pesado— Aclaró muy galante.

—Me llamo Emily y soy nueva en la ciudad.

Se escucharon risas alrededor, y alguien dijo:

—Ya, de eso nos dimos cuenta hace rato. Debes ser una salvaje campesina.

—Por favor, señores, ustedes son de la capital y son los que parecen salvajes hablando de esa manera, deben tener una mejor conducta.  —Girándose hacía Emily le dijo —Yo me llamo Héctor.

—No te preocupes Héctor, estoy acostumbrada a esos comportamientos, vengo del llano y escuchaba bramidos y mugidos siempre— responde Emily en un tono burlón y con una sonrisa pícara.

De pronto se escucha: “Estación Las Adjuntas” avisando a los pasajeros de que ya han llegado.

Los Teques

Emily había logrado contactar con un agente editorial en Los Teques capital Mirandina y esa era la razón por la que cada día debía subir a su tren para llegar a tiempo a su entrenamiento como escritora profesional. Ese día fue grandioso: el agente le comunicó a Emily que había conseguido una cita con una Editorial Española llamada Tintero de Oro y que publicaría su primer libro, que preparara sus mejores letras y un nombre para su propuesta literaria.

Estación Las Adjuntas

Emily estaba esperando su tren de regreso y sacó su libro de Extraños en un Tren. De pronto, escuchó a alguien que le susurró “¿te acompaño Emily?”. Del susto se le cayó el libro, no esperaba encontrarse con Héctor en ese momento.

—Que tonta, disculpa —musitó Emily mientras se inclinaba a tomar su libro, pero Héctor fue más rápido que ella.

Mirándola a los ojos se lo devolvió rozando sus dedos con los suyos por un instante.

—Emily, para ser del llano, tus manos son muy suaves— le dijo sonriendo Héctor.

En eso llega el tren, ambos suben y se sientan juntos por primera vez. Durante el trayecto se contaron un poco sus vidas. Ya no era un extraño para Emily y por quien ella se sentía atraída. Emily le habló de que quería ser escritora de novelas policíacas.

Justo cuando Héctor iba a decirle algo, avisaron de que habían llegado a la Estación de Caricuao. Ambos bajaron y se despidieron con un “¡hasta mañana!” tras lo que Héctor le dijo: “tengo el título perfecto para tu historia: La Pluma Asesina “.

NORMAS

El relato deberá contar con, al menos, uno de estos requisitos:Policíaco o de género negro. Que se mencione con sentido la novela Extraños en un tren o la autora, Patricia Highsmith y que la acción transcurra en un tren. Extensión: Máximo 900 palabras.

Mi relato 844 según https://www.contadordepalabras.com/

Para leer los relatos participantes dar click aquí