XVII EDICIÓN (Diciembre 2019) Extraños en un tren de Patricia Highsmith. Tercera Temporada El Tintero de Oro

XVII EDICIÓN (Diciembre 2019) Extraños en un tren de Patricia Highsmith. Tercera Temporada El Tintero de Oro

LA PLUMA ASESINA

Autora Raquel Peña

Emily

Caricuao

1 octubre de 2019

Suena la alarma de su móvil a las 4:00 a.m., como siempre, aunque ya por la costumbre Emily se despertaba antes de que ésta sonara. Pone a hervir el agua para tomar su café y mientras se cuela, se cepilla los dientes y se da una breve ducha.

Luego se dispone a desayunar su pan tostado con queso amarillo, jamón de pavo y su café con leche, aunque en otras ocasiones prefería arepa con queso guayanés y aguacate cuando era temporada.

Es Emily una provinciana sencilla, que se mudó a la capital venezolana a volar hacia un sueño de adolescente. Llegó a Caricuao específicamente cuando sus padres murieron. Era hija única y su familia más cercana había emigrado, por tanto, había quedado sola y sin ataduras.

Caracas es catalogada como una de las ciudades más peligrosas de Latinoamérica, aunque esto último era lo que le llamaba más la atención. Las novelas policíacas eran sus preferidas, de hecho, cargaba con un gran tesoro un libro de Patricia Highsmith titulado Extraños en un Tren, que, por cierto, fue un regalo de cumpleaños de su padre.

Emily soñaba con escribir una novela parecida a la de Highsmith.  Eso fue lo que la llevó a Caracas, porque estaba segura de que allí tendría el material necesario para hacer su gran obra literaria y así ser famosa algún día.

Estación de Caricuao

  1 de diciembre de 2019

Cada mañana, Emily iba a la estación de Caricuao a la misma hora, 5:30 a.m. y allí lo veía: con su maletín negro de cuero, traje ejecutivo impecable azul marino y camisa blanca con corbata del mismo color del traje. Era su uniforme de policía criminalístico, de eso no le cabía ninguna duda.

Se le veía alto, debía medir 1.80 m., tez morena y unos ojos verdes que llamaban la atención, pero él solo cruzaba miradas y les sonreía con respeto. A pesar de que viajaban a diario durante aquellos tres meses, nunca habían coincidido en sentarse juntos; aquella multitud que salía a trabajar no permitía descuido alguno.

Emily no estaba muy acostumbrada a viajar en tren, aunque ella era la única que lo llamaba así, porque realmente era un metro, ya que éste solo transportaba pasajeros y no llevaba cargas.  Eso se lo recalcaron muchas veces: “esto no es un tren, es un metro” le decían los caraqueños en torno burlón. Lo que aquellos capitalinos no sabían, es que ella se refería al tren de su novela.

—Señorita, no les haga caso. Venga siéntese acá, le cedo mi puesto. —dijo su hombre favorito.

—Gracias joven, muy amable. Me permite llevarle su maletín— respondió Emily, con la voz entrecortada y un poco sorprendida.

—De nada, no se preocupe, pero no puedo darle mi maletín, es muy pesado— Aclaró muy galante.

—Me llamo Emily y soy nueva en la ciudad.

Se escucharon risas alrededor, y alguien dijo:

—Ya, de eso nos dimos cuenta hace rato. Debes ser una salvaje campesina.

—Por favor, señores, ustedes son de la capital y son los que parecen salvajes hablando de esa manera, deben tener una mejor conducta.  —Girándose hacía Emily le dijo —Yo me llamo Héctor.

—No te preocupes Héctor, estoy acostumbrada a esos comportamientos, vengo del llano y escuchaba bramidos y mugidos siempre— responde Emily en un tono burlón y con una sonrisa pícara.

De pronto se escucha: “Estación Las Adjuntas” avisando a los pasajeros de que ya han llegado.

Los Teques

Emily había logrado contactar con un agente editorial en Los Teques capital Mirandina y esa era la razón por la que cada día debía subir a su tren para llegar a tiempo a su entrenamiento como escritora profesional. Ese día fue grandioso: el agente le comunicó a Emily que había conseguido una cita con una Editorial Española llamada Tintero de Oro y que publicaría su primer libro, que preparara sus mejores letras y un nombre para su propuesta literaria.

Estación Las Adjuntas

Emily estaba esperando su tren de regreso y sacó su libro de Extraños en un Tren. De pronto, escuchó a alguien que le susurró “¿te acompaño Emily?”. Del susto se le cayó el libro, no esperaba encontrarse con Héctor en ese momento.

—Que tonta, disculpa —musitó Emily mientras se inclinaba a tomar su libro, pero Héctor fue más rápido que ella.

Mirándola a los ojos se lo devolvió rozando sus dedos con los suyos por un instante.

—Emily, para ser del llano, tus manos son muy suaves— le dijo sonriendo Héctor.

En eso llega el tren, ambos suben y se sientan juntos por primera vez. Durante el trayecto se contaron un poco sus vidas. Ya no era un extraño para Emily y por quien ella se sentía atraída. Emily le habló de que quería ser escritora de novelas policíacas.

Justo cuando Héctor iba a decirle algo, avisaron de que habían llegado a la Estación de Caricuao. Ambos bajaron y se despidieron con un “¡hasta mañana!” tras lo que Héctor le dijo: “tengo el título perfecto para tu historia: La Pluma Asesina “.

NORMAS

El relato deberá contar con, al menos, uno de estos requisitos:Policíaco o de género negro. Que se mencione con sentido la novela Extraños en un tren o la autora, Patricia Highsmith y que la acción transcurra en un tren. Extensión: Máximo 900 palabras.

Mi relato 844 según https://www.contadordepalabras.com/

Para leer los relatos participantes dar click aquí

49 comentarios en “XVII EDICIÓN (Diciembre 2019) Extraños en un tren de Patricia Highsmith. Tercera Temporada El Tintero de Oro

    1. Gracias por el comentario Rosa, realmente es mi primera vez y estoy consciente que hay mucho talento en esta edición,pero me gustan los retos y nunca me doy por vencida y aprendo mucho de cada una de las personas que leo, es esta edición un gran viaje de aprendizaje para mi. Y también de lectura e investigación que amo con pasión.

      Le gusta a 1 persona

      1. Saludos Raquel, me gustó mucho tu relato. Yo también soy de Venezuela, de Caracas ;). Me dio algo de nostalgia la lectura porque tuve que emigrar. Pero muy bueno y original tu relato que incluso incluyó al Tintero de Oro.
        Para que quedé más pulido unos detallitos de typimg “eran su preferidas” debe ser “eran sus preferidas”. “A pesar, que viajaban” eliminar la coma. Igual quitar la coma en “esa era la razón, por la”.
        Muy buen relato. Éxitos y bendiciones!

        Le gusta a 1 persona

  1. Hola, Raquel. Un relato muy teatral y muy visual con esas tres escenas tan marcadas. Muy buena historia y muy bueno el guiño al Tintero de Oro. Bienvenida y mucha suerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Marta por el comentario, eso me complace porque viniendo de ustedes con una enorme experiencia y un talento inigualable, me da por satisfecha y conforme. En verdad, me enamoré del relato y he considerado seguirlo más adelante, si el Tintero de Oro me apoya para hacer realidad el sueño de Emily. Jajaja. Besos y abrazos de Venezuela

      Me gusta

  2. Hola, Raquel. Buen relato con ese toque tan personal que le has dado, incluyendo algunas palabras y giros característicos del español que se habla allá por Venezuela. Un abrazo y suerte en el Tintero.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, en verdad me permití en llevarles un poco de nuestra cultura, es importante que se conozca la vida en otras latitudes. De hecho, nunca me he subido a un tren y sueño con hacerlo, solo he visto el Metro de Caracas y vivo en provincia. La oportunidad que me brindó el Tintero de Oro me permitió contar un poco de mi tierra, de un ambiente que he vivido y he experimentado, hacerlo más real. Es un honor recibir tan buenas críticas de gente como ustedes. Gracias por aceptarme.

      Me gusta

  3. Un placer saludarte, Raquel y darte la bienvenida al grupo del TINTERO DE ORO, donde seguro que lograrás acomodarte.
    También te felicito por decidirte a participar con tu relato cargado de esa cultura venezolana que tan bien conoces y nos describes a lo largo de tu historia, ya que me ha enseñado muchas cosas al leerte.
    Te agradezco mucho tus amables palabras en mi blog y por supuesto mucha suerte.
    ¡Feliz Año Nuevo 2020!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es la idea cuando escribimos transmitir lo que sabemos desde nuestra mirada y desde nuestro mundo. Es rico y nutritivo la diversidad cultural, esa mezcla del lenguaje y como lo alimenta su magia cuando damos cada pinceladas en nuestros escritos. Mis palabras son eco de lo que cada uno trasmiten en sus historias, plasmando su sentir . Feliz Año para ti y tu familia.

      Le gusta a 1 persona

  4. Hola Raquel. ¡Bienvenida al Tintero! Una historia muy entrañable la de esta escritora nivel. ¡Y con guiño a nuestro Tintero de Oro! Seguro que a David le ha encantado.
    Un abrazo y felices fiestas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por la cordial bienvenida y me han dado todos el mejor regalo de Navidad, por ello no podría dejar de “dar ese guiño” como bien dicen ustedes al Tintero de Oro quien me brindó la oportunidad de viajar con ustedes en esta aventura y que desde este lado del mundo les acompañaré de corazón en la Edición de los Premios. Suerte a todos, se lo merecen.

      Me gusta

  5. Buenos días Raquel en este último día del año. Bienvenida a Tintero, compañera, espero que te encuentres a gusto en él.

    Comienzas el relato con una descripción pormenorizada de Emily y sus actividades, desde el desayuno, pasando por sus circunstancias familiares hasta su ida a Caracas.

    El eje de tu historia, parece que es la admiración por la autora de Extraños en un tren, y la ilusión por escribir un libro similar.

    Me pregunto la razón de que Emily estuviera tan segura de que el hombre del maletín era criminólogo…¿la policía criminóloga viste de ejecutivo? También la razón de querer llevarle el maletín, normalmente es al revés ( o era, en otros tiempos), los señores ayudaban a las señoras por cortesía.

    Los guiones de los diálogos veo que están separados en párrafos, y sobran algunos. En este caso están bien señalados: “ — No te preocupes Héctor, estoy acostumbrada a esos comportamientos, vengo del llano y escuchaba bramidos y mugidos siempre—. Responde Emily…”

    Oye Raquel, tienes que darme la dirección de la editorial Tintero de Oro, a ver si consigo que me publique algo :))

    En definitiva, una historia interesante, aunque creo que escrita con algo de precipitación, supongo las prisas por llegar a cumplir con la fecha del concurso.

    Para terminar Raquel, te diré que muchos de nuestros abuelos canarios (soy de Gran Canaria), emigraron a Venezuela por pobreza, hambre, guerra y demás, y ahora son ustedes, por circunstancias políticas, quienes tienen que buscarse la vida fuera del maravilloso país. que es Venezuela En Canarias hay una comunidad venezolana importante, y ya sabes que ustedes, (por aquíusteamos también), los venezolanos y nosotros los canarios tenemos un acento muy parecido.

    Un abrazo compañera te deseo para ti y para tu país un feliz 2020

    Me gusta

    1. Por acá apareció el comentario.
      1. Ya revisaré las puntuaciones, gracias a Dios la Editorial Tintero de Oro (jajajja) me ayudará en eso
      2. Los policías de criminalísticas utilizan un uniforme con esa descripción, acá en Venezuela (los CIPPC)
      3. Y si Héctor le cedió el puesto en el metro, era una cortesía además por parte de él,pues acá no se ve mucho eso hoy en día jaja. Incluso dicen ” hay caballeros,lo que no hay es puestos” jajaaja eso ganan las feministas. Emily por su gesto,quiere ayudarle a llevar el maletín,mientras el va parado para que vaya más cómodo.

      Me gusta

  6. Gracias, Raquel, por participar con este relato en El Tintero de Oro. Aprovecho para darte la bienvenida, cualquier duda que te surja no dudes en comentármela. Un abrazo, suerte y un maravilloso 2020!!

    Le gusta a 1 persona

  7. ¡Hola, compañera! La verdad es que es un relato muy interesante. El personaje de Emily es agradable y divertida, una mujer campesina con más porte, dignididad e inteligencia que la gente de ciudad, ya abotargada y llena de prejuicios. La ambientación es interesante. Acostumbramos a tener ciertas ambientaciones algo europeas en general, aunque sé que en latinoamérica hay buena novela policíaca, al menos aquí en España suelen triunfar, quizá algo más una narrativa europea. Pero, personalmente, los espacios que tienen tanto centroamérica como sudamérica, me parecen ideales para una novela de misterio. Te lo digo de todo corazón. Tengo que visitaros y empaparme bien de todo el ambiente y quizá así pueda escribir algo ambientado allí.

    Solo quería comentarte una cosita muy sencilla. Creo que has hecho frases demasiado largas, con demasiadas comas. A mí también me pasa, es un pequeño error muy común, pero no hay que tenerle miedo a poner puntos jajajaja. Pero bueno, por lo demás, muy divertido.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias amigo, me alegra que no esté sola por acá, y que bueno todo esto es para mi nuevo, soy solo una apasionada de las letras, y realmente no me trabo con tanta reglas gramaticales, entiendo la necesidad de puntuar y todo lo demás, pero cuando escribimos debemos dejar que fluyan las palabras, porque ya corregir eso se hace con más tranquilidad luego. Ya revisaré los detalles, y gracias por los comentarios.

      Me gusta

  8. Hola Raquel, tenía que corresponder con tu visita a mi blog, Gracias. Bienvenida al mundo del concurso del Tintero. Has reflejado muy bien esa experiencia de una chica que se inicia en el mundo de la literatura, con guiños al libro y al concurso. Unas cuantas cosillas puedo dejarte para mejorar tu historia. Cuando pases el texto al blog comprueba que los guiones de los diálogos no hayan “bailado” pierde mucho el relato. También es interesante no reiterar palabras, por ejemplo,en el comienzo “alarma”. El acortar las frases ayudan a darle más ritmo a la escena que describes. Hay que ser muy buena, (cosa de la que para nada presumo) para que al describir muchos detalles (por ejemplo el desayuno o el trinar, bramido, mugido) el lector no pierda el hilo de la historia. Con los espacios hay que tener también cuidado con ellos, alargan la historia y despistan. Comprendo que cuando nos ponemos a escribir queremos contar taaaantas cosas. Por eso es interesante leer en voz alta y todo aquello que no te gusta como suena a tu oído, quitarlo o cambiarlo y eso solo tú, como autora puedes hacerlo, los demás, solo somos espectadores. ¡A seguir escribiendo y leyendo! Ya tengo ganas de saber algo más de esa “pluma asesina”. Un abrazo y feliz año nuevo.

    Le gusta a 1 persona

  9. Hola Raquel, no sé que ha ocurrido con el comentario que hice a tu aporte esta mañana, que no lo veo.
    Bueno, repito, que lo primero bienvenida. Te decía que los canarios (soy de Gran canaria), tenemos una vinculación muy grande con tu precioso país. Mucho de nuestros abuelos emigraron por diversas causas a Venezuela.
    En tu relato, y para resumir, tenemos el periplo de Emily y todas sus circunstancias, subiendo al tren con la ilusión de escribir un libro tan admirado por ella como “Extraños en un tren”, y con el guiño a Tintero de Oro como editorial.
    Gracias también por tu comentario a mi relato. Estoy abierta a todo tipo de críticas y en todos los sentidos, desde el cariño y el respeto.
    Bienvenida a Tintero compañera, y Feliz año nuevo.

    A ver si este comentario no se pierde por el camino :))

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola gracias por tu comentario Isabel a veces el blog oculta algunos comentarios, revisaré en el correo y veré la opción de quitar la moderación, realmente no temo a las críticas, al contrario aplaudo a quién me las hace, es eso la única forma que tenemos de aprender. Si acá hay muchos extranjeros árabes, italianos, chinos, españoles, portugueses, y aman nuestra tierra, les he dicho a algunos amigos porque no se han regresado y dicen que se quedarán aquí hasta morir, de verdad aman más estas tierras que los mismos venezolanos es increíble su agradecimiento y amor por Venezuela.

      Me gusta

    1. La descripción tiene un fin didáctico, es un proyecto de literatura que tengo con el fin de llevar en especial a los jóvenes a conocer de geografía e historia o ciencias mediante la letras. Es significativo describir para que el lector pueda imaginarse el escenario, cuando escribo me imagino toda la escena. Quizás deba perfeccionar,pero aprenderé en el camino de eso se trata. Gracias lo reeleré y ajustaré de acuerdo a sus apreciaciones, que para ser la primera vez que me someto a un concurso de esta envergadura he salido bien parada. Gracias y feliz Año Nuevo 2020.

      Me gusta

  10. Hola, Raquel. Me gusta la simpleza de las escenas y esa ilusión que tiene la protagonista y la lleva a vivir en un lugar riesgoso con tal de cumplirla. Como te han dicho, podría ser el germen de una novela con las experiencias de esa escritora en esa gran ciudad.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Primero que todo desearte un feliz año nuevo y darte las gracias por tu comentario. Una vida simple, puede contar grandes historias. La vida misma es un relato de hechos y acciones, cuantos personajes viven o sobreviven en las calles de una ciudad. Ojalá pueda cristalizar el sueño de Emily de darle vida a su novela.

      Le gusta a 1 persona

  11. Hola Raquel,
    Espero lograrlo esta vez. Es la tercera tratando de dejarte mi comentario. Me dio un poco de rabia ver que mi supina ignorancia informática no daba para poder contestarte cuando fuiste la primera en comentar mi texto.
    Bueno, ahí vamos: Una historia sencilla, agradable de leer, con situaciones cotidianas muy bien pintadas que enseñan sobre las formas y costumbres de otros lugares. Algo apurada o descuidada la escritura, probablemente por el apurón del último minuto. Tengo algunos amigos venezolanos que viven en Buenos Aires por razones obvias, y todos tienen una gran delicadeza en el lenguaje, como también la encuentro en ti. Ojalá esto te llegue con mis deseos de felicidad para el 2020 y de volver a leernos en este tintero de un David de oro.
    Un abrazo

    Me gusta

  12. Hola, Raquel. Te dejo el comentario de Carla Guerrero a tu relato y que ha dejado en El Tintero de Oro. Un abrazo:

    Hola!! Te paso mi comentario a tu escrito por aquí porque no me permite hacerlo directamente en el bog, lo que sí me ha dejado sin problema es pasarte mi e-mail para suscribirme.
    Me ha gustado mucho tu relato tan entretenido. Me ha sorprendido la parte que mencionas al «Tintero de Oro», realmente original, seguro que a David le gustará mucho, además lo has encajado muy bien en la historia como el requisito de nombrar la novela.
    Un saludo y hasta la próxima!
    Por cierto, te he pasado mi e-mail para quedarme por tu casita. : )

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, ya le había respondido. Estuve revisando,pero desconozco la razón por la que no logra dejar los comentarios. Pero, acá estamos aprendiendo todos. Soy nóvel en todo, menos en edad. Jaja. Gracias David.

      Me gusta

    2. Hola, Raquel, has escrito un relato que me ha parecido muy empático, con varios actos que le dan cierto toque de complejidad muy bien desarrollada y resuelta. El guiño al tintero me ha sacado una sonrisa. Me gustó el relato, me parece un aporte original y distinto. Mucha suerte y felices fiestas.
      Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

      1. Su comentario, me ha elevado el espíritu y me motiva a seguir adelante,porque entre tanto talento me siento pequeña. Me caracterizo por escribir de tal manera que el lector pueda imaginarse el escenario utilizando un lenguaje sencillo, sin perder lo didáctico que cualquier persona pueda leerlo es la idea. Gracias por sus palabras. Sobre el guiño al Tintero de Oro, surgió al momento de darle un nombre a la Editorial y que mejor nombre de quien patrocina este hermoso proyecto.

        Me gusta

  13. Hola Raquel, bienvenida a El Tintero y feliz 2020! Me ha gustado el personaje de provinciana en la gran ciudad (quizá porque yo misma me siento así 🙂 La estructura del texto dividida en estaciones me gusta, aporta dinamismo al relato. El ambiente de Caracas ,que yo no conozco, puedo imaginármelo porque has puesto el corazón en describirlo . Coincido con los compañeros en decirte que faltan puntos y sobran comas.
    Un abrazo compañera.

    Le gusta a 1 persona

  14. Hola Raquel yo también tengo dificultades para enviar el comentario.
    Te vuelvo a decir que e disfrutado con la lectura del relato. Te deseo suerte y espero volver a verte por aquí.

    saludo

    Le gusta a 1 persona

  15. Hola, Raquel, me ha gustado la frescura de tu relato, esa ambientación venezolana con la diferencia capital o provinciana y sobre todo me ha encantado el personaje de Emily que es el que has descrito con más detalle: su físico, costumbres, ambiciones, el querer llegar a ser escritora, lo observadora que es, avispada y no tiene nada que envidiar a las de la capital. Creo que da para más aventuras en diferentes relatos.

    ¡Felicidades y suerte en El tintero!

    Le gusta a 1 persona

  16. Hola Raquel, bienvenida al Tintero de Oro. me ha gustado tu personaje de la chica provinciana que llega a la ciudad en busca de mejores oportunidades y tal vez un poco impresionada por el ambiente tan diferente que se encuentra. Desde luego no se puede decir que no sepa defenderse sola. Ha conseguido hacer un nuevo amigo que promete experiencias interesantes. Como apunte y añadido a otras puntualizaciones que han realizado otros compañeros, quizás se nota un abuso excesivo del posesivo “su”. Saludos para Venezuela y mucha suerte en el concurso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por la bienvenida y quiero aclarar que soy escritora por hobbie, no de profesión. Solo he incursionado en este mundo maravilloso para transmitir un mensaje e iré aprendiendo haciendo y gracias a las críticas que reciba. Agradecida por el comentario, el cual recibo con agrado.

      Me gusta

  17. Hola, Raquel.
    Bienvenida al Tintero, 🙂
    Es un relato muy bonito. Con ese final enternecedor que da pie a imaginar un nuevo inicio, todavía mejor. Me ha gustado mucho la idea de crearlo en segmentos, así uno visualiza mejor la historia y forma parte de ella. A parte el guiño que le haces a David es maravilloso.
    Un fortísimo abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  18. Hola Raquel
    Un placer saludarte y bienvenida al grupo del TINTERO DE ORO.
    !Me encanta el personaje, su inocencia y astucia! Es atrapador, una fantástica historia, muy bien relatada y detallada. !Suerte en el tintero!
    Mil gracias por tu visita a mi blog y un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s