SUEÑOS EN EL DIVAN

SUEÑOS EN EL DIVAN

CAPÍTULO I

¿ real o irreal?

¿ Cómo se siente señor Palacios? ¿ en qué puedo ayudarle?

Doctora Bustamante, me han dicho unos amigos que usted puede ayudarme, y de verdad lo necesito, ya soy un hombre de casi 40 años y quiero tener una familia, formar un hogar.

Claro, señor Palacios, tranquilo voy ayudarle, solo cuénteme qué lo aturde, o le inquieta, para poder orientarlo qué hacer y disipe todos sus miedos.

Doctora, tengo problemas de impotencia sexual, he ido a sexológos, he visitados cientos de psicológos,pero, no logro tener un orgasmo en la vida real.

¿ la vidad real? ¿ a qué se refiere?

Doctora, solo en sueños logro excitarme, hago el amor, y es tan rico todo lo que siento que me frusto cuando despierto….. (el señor Palacios, sigue su relato)

Elizabeth, lo escucha, lo mira con atención y piensa como esa historia se parece tanto a la de ella, le vienen recuerdos de sus sueños, aquellos sueños que también le pertuban y se pregunta, acaso ¿ esto es una señal? ¿ cómo voy ayudar a este hombre, si yo misma no he podido curarme?

Señorita Bustamante, por favor ¿ qué debo hacer?

Señor Palacios, voy a remitirlo con la Doctora Ramírez, ella es de mi entera confianza, y es especialista en estos casos, no se preocupe no pagará la consulta le daré mi tarjeta con una recomendación, para que lo atienda hoy mismo.

Bueno, Doctora gracias, por escucharme y ojalá su amiga pueda ayudarme

Claro, vaya con ella Señor Palacios ya verá que le irá muy bien,sanará pronto.

Gracias Doctora Elizabeth, es usted un ángel, iré ahora mismo con su amiga.

A la orden, pero su caso amerita a alguien experto en la materia y mi amiga es sexológo y psiquiatra con muchos años de experiencia, fue mi tutora en la Universidad.

Carolina, ven por favor de inmediato.

Si, Doctora que se le ofrece cancela todas las citas y pide disculpas a mis pacientes, diles por favor que se me presentó una emergencia.Me voy de viaje regreso en 2 o 3 meses, quizás antes, te aviso cuando esté de regreso.

Y ¿los casos críticos Doctora?
Los atenderá José Luis, el se queda con mis pacientes cada vez que tengo que salir de viaje, no te preocupes, yo lo pongo al tanto.
¿ Cuándo sale Doctora y para dónde va?
Me voy hoy mismo,pero, mucha discresión no puedo decir a dónde voy es algo personal, y no quiero que nadie me esté llamando mientras esté fuera. Dirás que dónde fui no hay cobertura telefónica.
Entendido Doctora, todo será como usted dice. Feliz viaje
Gracias Carolina, todo es por mi salud mental, necesito descanso,cero llamadas, cero trabajo.

Elizabeth, debes pensar bien, qué le dirás a tus padres, a tus amigos, bueno, debo ser prudente, no pueden enterarse jamás de lo que sucede. Ufff , este semáforo si tarda en cambiar la luz, quiero llegar pronto a casa, empacar e irme al aeropuerto, saldré en el primer avión que me dejé lo más cerca a Mérida me han dicho que allá hay un buen psiquiatra, le pediré el nombre a José Luis, le diré que requiero consultarle un caso que llevo, espero no sospeche nada. ¡ Al fin, luz verde…..!

CAPÍTULO II

EQUILIBRIO

Dime espejo, aquí estoy frente a ti, esbelta, curvas muy bien delineadas, una cabellera negra y ondulada, joven, profesional de gran renombre, he ayudado a tantas personas a descubrir sus miedos, a superar sus trastornos y yo no he podido ayudarme a mí misma , dime ¿ por qué? ¿Acaso tanta belleza y estudios no sirven de nada? . Explícame ¿por qué esa otra mujer, allá del otro lado es feliz y yo no?

Elizabeth, debes encontrar la solución , búscala

Sabes bien que lo he intentado, eres mi consciencia, mi consejera y todo ha sido un total fracaso, y ¿cómo le explico a mis amigos, a mi familia, si piensan soy las más equilibrada y juiciosa de todos?

Eres psiquiatra, y sabes que tu misma no puedes ayudarte, tienes mucho miedo, lo sabes, debes ir a esa cita, él no tiene porque saber quién eres ,ni de dónde vienes.

Tienes razón , iré, he postergado esto por mucho tiempo, ya no puedo seguir con esta angustia, pararé en un manicomio con mis pacientes. Si iré con el Doctor Samuel Rodríguez me han dicho, que es el mejor médico de esta ciudad.

Es la mejor decisión ya era hora, luces radiante, abrígate bien hace frío, allá no es tan cálido como Cumaná , pero es hermoso, lo más bello de este país gente muy amable y educada te gustará ¡ya verás Elizabeth!.

Si, este sweter está genial, me lo pondré para mi primera cita con el Doctor Rodríguez, es mi color preferido marrón chocolate, guau ….uffff lo olvidaba mi chocolate …… lo dejé en la cocina calentando para tomar un poco antes de irme, ya regreso.

He vuelto, disculpa la tardanza me tocó limpiar todo el desastre en la cocina,¿será que es una señal?

Elizabeth, ¡por favor! ¿hasta cuándo esas conductas evasivas….?

Esta bien, iré lo bueno que no me ensucié mi bello sweter, amo este sweter me recuerda mi estancia en París, este pantalón kaki le va muy bien , mis botines y lista!

CAPÍTULO III
EL ENCUENTRO
           Aquí estoy, sentada esperando mi turno, voy a enfrentar mis miedos, esta vez estaré del otro lado del escritorio.
Señorita Bustamante le llaman de Administración ( la recepcionista muy amable se dirige a Elizabeth)
           Gracias. Si ¿ qué sucede? Solo es para que llene esta Ficha de ingreso, mientras espera su turno Señorita Bustamante, siempre se pide llegar media hora antes,pero…
Si  , no me excuso, se me hizo tarde por culpa de un chocolate caliente, pero ya resuelvo y lleno la ficha.
Gracias, señorita Bustamente es muy amable y disculpe la molestia. 
Al contrario, pido me disculpen ustedes.Aquí estoy, a llenar esta ficha, ufff profesión  pondré mi otra profesión, total no estoy mintiendo también fui enfermera, no quiero que nadie sepa quien soy aquí. ¡Listo ! Tenga joven, la ficha lista con mis datos. 
Gracias señorita Bustamante, puede irse a recepción y esperar que le llame el Dr. Rodríguez, tarda casi hora y media con los pacientes. Así que puede estar tranquila.
           Joven apuesto, educado,pero no soporto como me mira, todos me miran así.
Señorita Bustamante, su turno pase al consultorio 25 allí le espera el Doctor. Rodríguez.
Gracias, muy amable 
¡tenían razón sobre esta ciudad todos tan atentos, tan amables!, pero este frío a pesar que ando bien abrigada, deben ser mis nervios tiemblo como gelatina, ahora ya entiendo a mis pobres pacientes, cuando llegan a mi, tan temerosos. 

Aks-ask ….Disculpe un poco de tos, debe ser el frío. Feliz día, Doctor Rodríguez 
Adelante, señorita Bustamante, siéntese acá, bienvenida. Si, está haciendo mucho frío hoy, al parecer la temperatura bajó un poco más de costumbre por estos lados del mundo. Dicen que es culpa del calentamiento global. ¿ Qué piensa usted de eso?
Dios, pero, este Doctor es todo un galán, bello, que ojos miel, que hacen juego con su cabellera ondulada, que sonrisa tan blanca, parece mi muñeco Ken de niña. 
Ah, disculpe, gracias Doctor por ese vaso de agua tibia. Si el calentamiento global está causando estragos a la naturaleza,  es terrible lo que ocurre por el mundo, tragedias naturales, cantidades de niños y ancianos enfermos por tanta contaminación ambiental .
Si señorita Bustamante, me imagino que usted habrá visto eso en persona, bueno por su profesión de enfermera. 
  ¡ Ah si!, muchas personas  llegan a diario a los centros de salud quejándose de no poder respirar, asma, bronquitis, enfermedades gastrointestinales y el estrés que nos está acabando a todos.
Por eso, prefirió venir a vivir acá a Mérida me imagino.
     Entonces , y este Doctor va andar preguntándome todo esto tan privado, tan personal,  ¿para qué?, acaso adivina que no soy de aquí. 
Doctor y ¿ cómo usted sabe que no soy de aquí?
 Ah bueno,sencillo por su acento, no habla como la gente de acá de la cordillera andina
           Ufffff que alivioSi soy de Oriente,pero tuve un tiempo fuera del país y no me acostumbro a los cambios climáticos, y menos a temperaturas bajas, más acostumbrada al sol , aunque me gusta más la montaña.
Si en eso tiene razón, las playas son hermosas, sus oleajes te abrazan, te envuelven y acarician tu piel, pero nada como el aire puro de las montañas andinas, y sobre todo su calma y su gente.
¡Dios!, este hombre, describiendo mi tierra, que ternura, que bello habla,solo escucharlo me calienta el cuerpo y me quita este frío que no aguanto.
Si, a mi me gusta el mar de noche o cuando viajo en cruceros, es magnífico como la brisa te acaricia.
Señorita Bustamente, me encanta que también coincida conmigo en la descripción de las costas venezolanas, siempre voy de vacaciones y ¿ Qué le trae por aquí, por mi tierra?
        ¿por qué tuvo que hacerme la pregunta? Iba tan bien…que me quedaría todo el día escuchándolo hablar, su voz sensual, me susurra al oído, me invita a ese diván y cumplir mi fantasía.
Señorita Bustamante, ¿quiere un té caliente?
Si Doctor, gracias muy amable.
            Así hago tiempo y no le digo nada. Uffff, tengo miedo. 
Le pongo miel, es más natural y menos dañino para la ansiedad.
 Si, con miel, me agrada la miel.            Si, y tus ojos miel también me encantan, quiero que recorran cada céntimetro de mi piel. Bueno, Elizabeth, el frío te está entumeciendo el cerebro,jajaja.
Aquí tiene señorita Bustamante, su té caliente y con miel. Sabe tenemos casi la misma edad, yo un poco mayor que usted. ¿ Dónde estudió enfermería? 
           Recuerda,que no puedes decirle que eres médico como él. Estudié en la UCV en Caracas, mis padres querían que fuese médico, pero yo preferí ser enfermera. Pero, por favor, no me diga usted, llamame Elizabeth.
Ah que interesante, yo soy egresado de acá de la ULA. Bueno disculpe, es la costumbre, hablamos así aquí en los Andes. Entonces, me llamarás Samuel, si eso te hace sentir más cómoda, tutearme.
    Bueno, y este mangazo pierde toda la cita hablando tonterías con sus pacientes. O será que sabe de telepatía y me lee la mente. Y quiere que me descubra ante él,me gustaría descubrirme,pero otras cosas…..jajaja 
Señorita Bustamante,perdón Elizabeth ya que entramos en confianza, y le veo tranquila y hasta regalándome esa sonrisa bella y enigmática, y ya te he preguntado 2 veces y no me respondes  ¿por qué viniste a verme?
 Cierto,  no te he respondido, entre una cosa y otra.
 Si, no quiero responderte,pero algo me dice que me puedes ayudar, además estás guapísimo, quien sabe y sueñe contigo cumpliendo una de mis fantasías. 
Si, ya te respondo, por cierto, tengo mucho sueño, affff (bostezo) ese té caliente y este sitio me dan mucha calma.
Elizabeth, cuénteme , que te hizo venir hoy a mi encuentro,  ¿en qué crees puedo ayudarte?
 Samuel, me da mucha vergüenza contarte, es algo muy íntimo,pero, afff (bostezo), disculpa, estoy segura que solo un psiquiatra es el único que podrá ayudarme.
Cierre sus ojos azabache, que le hacen juego con su hermosa cabellera Elizabeth, solo guíese con mi voz, tome aire,inhale, exhale, así es, muy bien imagínese que va en un crucero y es de noche, la luna está hermosa, espléndida, siente la brisa como acaricia su rostro, el aroma del mar lo siente, lo disfruta, siente como cada céntimetro de tu piel se eriza, y como esa suave brisa te acaricia todo tu cuerpo, tu respiración se hace más lenta, y más tranquila estás profundamente relajada, sientes que un caballero como cual Dios del mar  , te lleva en sus brazos, tu lo abrazas fuerte para no caer en ese oceáno de incertidumbre al que tanto le temes, pero él está allí para cuidarte y también para escucharte. Ahora mismo, llegan a un hermoso lugar, el refugio de tu caballero, allí te coloca en su cama, que se encuentra en una inmensa ostra cubierta por de plumas y perlas que adornan el lugar, te gusta estar allí, es hermoso, sientes el suave plumaje en tu cuerpo, allí te dejas caer en los brazos de morfeo y tu Dios te pregunta ¿ mi sirena de ojos azabache por qué tienes tanto miedo? Y tu les respondes, sin temor alguno….Mi amado caballero tengo sueños pertubardores, sueños que no encajan con mi forma de crianza, mis padres son conservadores, respetan los estatus sociales y esos sueños me perturban, sueños excitantes, eróticos, quiero seguir dormida como hasta ahora, aquí contigo, quedarme en este lugar, pero, siempre me ocurre lo mismo, despierto y la vida es igual, sigo sola, con mi espejo de cartera, mis pacientes y con miedo de parar en el manicomio como ellos. No me dejes despertar, quiero seguir aquí contigo.
Mi sirena, ¿por qué dices que irás al manicomio como ellos?
Sencillamente, soy psiquiatra y de tantos pacientes con problemas emocionales, trastornos y miles de situaciones, no se si eso me está afectando mi salud mental, tanto trabajo, tanta disciplina, restricciones familiares, eso me está volviendo loca, y aunque mis sueños son placenteros, al despertar no dejo de pensar en ellos, y eso me hace sentir perversa, sucia,una Elizabeth que es niña y otra que ya se hizo mujer  y es feliz, y que yo quiero ser como ella, pero no me dejan mis prejuicios morales. 
Entonces, eres ¿psiquiatra, mi sirena?
Si, mi amado caballero, soy una psiquiatra que no puede resolver sus propias locuras.
Tranquila, mi sirena, solo estás reprimiendo tus deseos, y por eso tu subconciente te pide a gritos que los descubras. ¿ qué deseas ahora, en este lugar recóndito, donde nadie te ve?
Quiero un beso tuyo, antes de despertar a mi realidad y quiero sentirlo aún después de despierta.
¿ qué hago? la beso, pero, es mi paciente, no puedo romper la ética profesional, Samuel la deseas, es hermosa y debo ayudarle, será un secreto, nunca se va a enterar, la llevaré a su silla, y finguiré que nada sucedió. Pensará que sólo fue un sueño.
Samuel rozó lentamente sus labios, en los de Elizabeth, ella respondió al estímulo, sus lenguas se abrazaron, fue un beso profundo, ambos permanecieron como hechizados,sin querer soltarse, pero, sonó el timbre del tiempo de consulta. Y se detuvo.¿ qué me sucedió? Samuel , disculpa me he quedado dormida, debe ser el cansancio del viaje.Mis labios están ardiendo, siento una ganas inmensa de besarlo. ¿ por qué me mira diferente?
Elizabeth, tengo otro paciente, como no pudiste contarme lo qué te ocurre, qué te parece si vas y descansas, y mañana te sirvo de guía turístico y hablamos de tu problema.
Encantada, Samuel, si estoy agotada, aquí está la dirección de la posada donde me quedo, y mi teléfono,  te espero, hasta mañana,entonces.

CAPÍTULO IV
LA CIUDAD DE LOS CABALLEROS
Bueno, gracias a Dios alquilé este carro y así movilizarme y llegar pronto a darme un baño de agua caliente, tomar chocolate y a dormir,para mañana amanecer radiante. De verdad, este Doctor Samuel es increíble. Sin contarle nada, me hizo feliz en ese consultorio, tuve el más bello sueño, y aún siento sus labios, su lengua, su sabor a miel en mi boca, tengo que ver que me pondré para salir con este hombre, este andinito me tiene loca, quiero soñarlo, pero despierta…jajajaja.

Feliz noche señorita Bustamante, bienvenida a la posada “La Andinita”Feliz noche caballero
    Al fin he llegado, mi cuarto, la cama, pondré agua caliente para calentar mi cuerpito y a dormir.
    Esa noche Elizabeth tuvo un sueño, pero un sueño diferente a todos los demás fue profundo,tan profundo que al despertar en la mañana no recordaba absolutamente nada, sino el sueño del consultorio, el de aquel caballero de ojos miel, con cabellos ondulados, que la llevaba en sus brazos y la besó intensamente, y que aún siente su sabor a miel en su boca. 
Sonó su celular, vio un número no registrado algo le dijo contesta debe ser Samuel.
Aló, hermoso amanecer ¿quién es por allá?Soy Samuel, me alegra que te sientas más animada, te llamo para concretar la cita, atenderé unos pacientes en la mañana y al mediodía paso por ti.Ok, Samuel, yo te espero, nos vemos al mediodía.

Ufffff, bueno hoy me veo radiante, tengo que ver que me pongo, estar abrigada , pero al mismo tiempo sexi, porque toda embojotada jajajajaja, pareceré una muñeca gordita con su poncho. Menos mal, tengo esta ropa de invierno que compré en Paris, me veré espectacular, tengo que deslumbrarlo, me gusta mucho,primera vez que un colega me llama tanto la atención, todos los que he conocido, tan osados, tan confiados, me gusta Samuel, tan caballero, ahora entiendo lo de “ La Ciudad de los Caballeros” realmente son muy dulces estos andinos, tan rico como su chocolate. 

NOTAS DE LA AUTORA El final queda la imaginación del lector, este relato lo hice hace un buen tiempo, para un concurso que exigían una historia romántica, pero inacabada. Y me dije,y por qué no dejarlo así…y que otros puedan imaginarse el final y las escenas. Espero hayan disfrutado la historia de Elizabeth y Samuel. 

5 comentarios en “SUEÑOS EN EL DIVAN

  1. Vaya con la novela inacabada!! ¡Por cierto, es espectacular! Una narrativa; un nucleo y el devaneo del otro yo, magnificos en ambos protagonistas!! Te diría que deberias continuarla, porque es realmente buena. Un cálido saludo.

    Le gusta a 1 persona

      1. No hay porqué, te lo mereces!! En ti, la musa te dará la magia que necesitas. Siempre adelante! Un cálido saludo.

        Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s