XXIII EDICIÓN: 1280 ALMAS de JIM THOMPSON

XXIII EDICIÓN: 1280 ALMAS de JIM THOMPSON

EL PACTO Y LAS 12 ALMAS

¡Si, Señores! Yo era para todos un hombre honesto y puro de corazón, eso era lo que ellos creían de mí. Todos en aquel pueblo de América me adoraban, confiaban plenamente en mí, como quien dicen por allí, me fui ganando la confianza de todos, e incluso ¡hasta de los que habían obtenido el poder! Yo quería tener una mejor vida y ¿quién no?

¡Si, Señores! Sin muchos estudios empecé a escalar puestos importantes.

 ¡Si, Señores! eso lo logré con mi astucia, aunque todos decían que era un hombre bruto y que solo era un hombre con suerte, porque me uní al bando correcto, y bueno me casé con Mery, ella me volvía loco, era ella la única que conocía mi verdadera esencia, pero a ella también le gustaba escalar posiciones, así que hicimos un Pacto. Solo ella y yo.

¡Si, Señores! Mery era una mujer hermosa, y bueno quien no se vuelve loco, por una mujer bonita, aunque lo me atrajo de ella fue su inteligencia, ella era la que verdaderamente maquinaba todo.

¡Si, Señores! Una mujer malvada, pero irresistible…jajajaja ¿Quién no se vuelve loco, con una mujer así?

Bueno, ¡Señores!, yo no era malo, realmente, era un hombre bueno, pero Mery me llevó a cometer locuras, me convirtió en un asesino silencioso, nunca nadie sospecharía de mí, yo no dejaba rostros, ni huellas. Mery me decía:

       — ¡tranquilo, cariño, nadie jamás nos descubrirá! Es un pacto y los dos seremos ricos—

Esa mujer, no se salía de mi cabeza y cuando menos lo pensaba, ya tenía un alma más para su cuenta. Vociferaba en mi loca mente:   —¡Recuerda, es lo que convenimos, son 12 almas que debes darme, pero, lo más poderosos del pueblo, solo así podrás quedarte en su lugar! —

Bueno, ¡Señores!, fue así como Mery me llevó cada mes a cometer un asesinato y cada uno fue agregándose a su lista. Recuerdo que el primero fue muy curioso, se murió ahogado con una semilla de una fruta, yo veía que los ojos se le ponían como un par de huevos fritos, y no entendía, hasta que lo ví caer en el suelo. Pedí ayuda, pero, ya era demasiado tarde. ¡Señores!, se asfixió el pobre hombre, bueno ni tan pobre…jajajaja.

Bueno, ¡Señores!, el segundo fue más curioso aún, me pidió agua le llevo un vaso, él se la tomó y resulta que el agua estaba envenenada. Eso dijeron los médicos que lo atendieron, y que se había suicidado… ¿por qué lo haría? Era su segunda alma para Mery. Todavía no sé, como llegó ese veneno al agua.

Bueno, ¡Señores!, yo no soy un asesino, todo fue casualidad, y por supuesto culpa de Mery, pero, no podía decir nada, no podía acusarla. Habíamos hecho un pacto. Yo era su asesino silencioso.

Bueno, ¡Señores!, el tercer mes nos fuimos de pesca el ministro y yo. Y no sé, de dónde salió aquella culebra inframundo, no parecía terrenal…jajaja que lo picó. Cuando llegamos al hospital, no había antídoto y el pobre murió, bueno ni tan pobre…jajaja. La tercera alma de Mery.

Bueno, ¡Señores!, ya se me estaba acelerando el corazón, porque no quería salir con nadie poderoso. Ustedes saben, no soy un hombre malo, pero ya me decían: — sape contigo, no salgo más, el que se junta contigo termina muerto y se reían — se burlaban de mí, eso me daba mucha rabia, quería decirles que no era mi culpa, que era de Mery, pero, guardé silencio.

Mery, me volvía loco, me gritaba: — se está acabando el mes y no me traes, mi otra alma, te tocarán dos el mes que viene — me dijo muy molesta.

Bueno, ¡Señores!, yo le dije a Mery — ¡no, puedo! Nadie quiere salir conmigo, ahora dicen que llevo la muerte a cuestas…jajaja. ¡que tonterías de esa gente.

ellos mueren porque son unos tontos— eso me dijo Mery.

Bueno, ¡Señores!, pasaron 8 meses y me seguía reprochando, y todos se seguían burlando de mí. Mery me refutó: te queda un mes y te faltan 9 almas, así que cumple el pacto— Un fuego se veía en sus ojos, me dio mucho miedo al verle, tan furiosa.

¡Señores!, había una cena de navidad, nos invitaron a todos, éramos 10, incluyéndome. Yo ese día, no me sentía bien del estómago, así que fui a la cena y solo brindé. Ocurrió algo curioso, todos murieron de un infarto, eso dijo el mesonero. Yo me había ido al baño, el vino me cayó mal. Cuando regresé Mery estaba allí. Ellos no la veían, pero era diferente, ya no la veía tan bella como antes. Me sonrío y se los llevó a todos.

Bueno, ¡Señores!, así llegué a ser el presidente de aquel pueblo, todos me temen y dicen que tengo un Pacto con la muerte…jajaja. ¡que locos! Mery es mi esposa. Lo curioso, es que nadie más ha muerto. Mery me abandonó con sus almas y amenazó a todos de que nadie se metiera conmigo, porque se los llevaría con ella.

Bueno, ¡Señores!, desde aquel día, ahora soy poderoso. Pensé, pensé, y fue cuando llegué a la conclusión como bien lo dice Jim Thompson en su libro: «estaba todo tan claro para mí, Cristo sabía que estaba claro: ama a tu prójimo y no jodas a nadie a menos que se desmadre; y perdonémonos nuestros pecados…. Por el amor de Dios, por el amor de Dios…»

49 comentarios en “XXIII EDICIÓN: 1280 ALMAS de JIM THOMPSON

  1. ¡Vaya con Mery! Desde luego la llevaba muy adentro y cuando el mal se mete en el interior de alguien hace de él lo que quiere. Llámenle esquizofrenia, o demencia, o servidor del mal; el caso es que tanto «ella» como él se salieron con la suya. Siempre he pensado que los hombres poderosos ocultan algo inconfesable, je,je.
    Muy buen relato. Toda una perla narrativa.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola Raquel. Desde luego es para tomárselo en serio: Ni se debe uno burlar de nuestro protagonista ni se debe salir con él, pues la inquietante Mery nos vigila.
    Muy buen relato. Has sabido transmitirnos con maestría la forma en que el protagonista escaló posiciones en su pueblo, hasta que todos lo temen y respetan.
    Mucha suerte en el concurso. Un saludo.

    Me gusta

    1. Gracias por el comentario, es el primer relato que hago de este estilo. David nos hace descubrir cosas inimaginable . Yo el Tintero de Oro lo veo como una academia donde he ido aprendiendo mucho con todos ustedes y los mejores escritores que están aquí.Para mi escribir es parte de mi vida, nunca lo he visto como una profesión, escribo lo que siento, lo que fluye, lo que salta a la imaginación, como les llamo yo las voces que me inspiran.

      Me gusta

  3. ¡Hola Raquél!, todo un placer saludarte de nuevo.
    Me alegro de que de tu regreso y participación en El Tintero de Oro.
    En general tu historia es muy entretenida y tiene su encanto, como esa interesante complicidad entre la pareja de psicópatas con un claro objetivo para cada uno, algo que consiguen pese a las dificultades que van surgiendo.
    Me encanta la frase de Jim Thompson que incluyes al final, donde queda evidente la principal característica de un psicópata: su egolatría.
    Besos y mucha suerte.

    Le gusta a 1 persona

  4. Qué bueno volver a leerte Raquel. Creo que esla mejor de las historias tuyas que he leído. O una de las mejores. Pero me ha encantado aunque no tengo apuro por encontrarme con Mery. Un aplauso y suerte. (Juana Medina por si te desconcierta el nombre)

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola amiga mía, gracias por venir por estos lados. Me alegra mucho saber que te guste. Me he sorprendido por los excelentes comentarios porque realmente no es el género literario que me guste mucho, soy más fantasiosa jajajaja, pero si disfrute mucho con este psicópata y su Mery. Yo igual no quiero encontrarme con ella, ni mucho menos conocerla. Jajajaja

      Me gusta

  5. ¡Sí, Señora! Buen recurso, Raquel, el uso de la reiteración de la afirmación dirigida a… puede que posibles jueces, o al “pueblo”, o incluso podría dirigirse a nosotros, sus lectores, haciéndonos partícipes de la confesión del hombre y sus asesinatos a dúo, pues aunque él fuera el ejecutor, la mujer a la sombra era la instigadora…¿o se trata de una artimaña del ambicioso psicópata echando balones fuera? ¡Ay Dios!

    Le gusta a 1 persona

    1. Un gusto saludarte desde Venezuela mi estimada Isabel muy acertado tu comentario, en efecto hemos recibido noticias de tantas injusticias, hemos sido testigos también, y nos convierten en cómplices de los más cruentos crímenes de lesa humanidad. Realmente muchos psicópatas puede ser que abundan haciendo la ley para su propio beneficio. Gracias por venir a visitarme.

      Me gusta

  6. Hola, Raquel. Lo primero que me ha llamado la atención es la reiteración de los ¡señores! con cada asesinato. Logras captar la atención del lector. Ese era un pacto muy provechoso para ambos. Una ponía las ideas y e otro la mano de obra. Nadie empezó a hacerse preguntas por lo que pudiera pasarles. Me ha gustado. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  7. Hay cosas que es mejor dejar como están, sí señor, o señores, ja ,ja. Me ha gustado mucho, Raquel, desprende mucha intriga, la cual va creciendo por todo el relato hasta que revienta al final. Hay cosas que es mejor dejar como están, aunque claro, tampoco las podemos controlar.
    Muy bueno, me encantó.
    Un abrazo y suerte.

    Le gusta a 1 persona

  8. Hola, Raquel. Intrigante esa Mery que sirve de excusa-escudo a tu protagonista, un psicópata asesino que intenta justificarse en un pasaje del relato asegurando que no lo es, ¡en fin! Gracias por compartir tu original trabajo, se aprecia trabajo tras él y cumple con el reto propùesto a la perfección.
    Te envío un fuerte abrazo junto con el deseo de mucha suerte en «El Tintero».

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Patxi por su comentario y tomarse un tiempo por mi relato. En una mente asesina, hay tantos misterios ocultos…y lo más triste que ocurre en la realidad en cada uno de los que cometen asesinatos , perdidos en un mundo de antivalores o atrapados en un mundo malévolo. Saludos cordiales desde Venezuela.

      Me gusta

  9. Pues me ha parecido sorprendente descubrir estos psicópatas con un interés por la justicia social, sin duda darían mucho que hablar. Me ha gustado el relato.
    Un saludo y suerte en El Tintero.

    Le gusta a 1 persona

  10. Hola, Raquel, la anáfora que comienza cada párrafo me suena a los peldaños que va subiendo el protagonista en esa carrera siniestra hacia la presidencia. La atmósfera que creas es inquietante y nada es lo que parece o nos quiere hacer ver el protagonista.
    Muy buen relato
    ¡Felicidades y suerte en el Tintero!

    Le gusta a 1 persona

  11. Hola Raquel:
    También me llamó la atención de la reiteración en casi cada inicio de párrafo, supongo que esa era la intención, por lo que te felicito, porque el recurso funcionó. Hay tantas interpretaciones como lecturas, tu protagonista puede que su esposa solo exista en su cabeza, o, y con esa me quedo, tiene un pacto con la muerte y él es un brazo ejecutor. Suerte en la votación.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si, en efecto fue un recurso que salió solo…así es cuando creamos el personaje, y fue él mismo pintando su escenario. ¿Quién sabe, quien será esa Nery? Jajajaja. Él afirma que no está loco, sino los demás. Saludos cordiales desde Venezuela

      Me gusta

  12. Menuda letanía de logros enuncias este ser, aliado de la muerte que dice que es su compañera. Miedo da este individuo . el único consuelo que aporta tu relato es que al menos esos muertos son ricos y poderosos. que no todas las desgracias acaezcan a los pobres.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Das en clavo Francisco, así es …un psicópata quizás de esos que hay muchos por allí que desean hacer justicia por sus propias manos de esos que nos consumen en la pobreza ¿Quizás sea eso, quién sabe? Si , señores menos mal no soy poderosa, jajaja. Saludos cordiales desde Venezuela

      Me gusta

  13. ¡Vaya! El psicópata no siempre es el que ejecuta, también el que convence y maneja. Muy buena historia y el uso repetido del «señores» le da cercanía, como si fuera un personaje de la calle que pudieramos cruzarnos en cualquier momento. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s